Ya ha pasado más de un año desde la aprobación de la ley que despenaliza el aborto en tres causales –riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación–, sin embargo, su implementación y el acceso de las mujeres al procedimiento aún encuentra trabas en muchas comunas del país.

Ese es el caso de la provincia de Osorno, donde el Hospital Base San José aún no cuenta con un profesional que se encargue de los casos de violación, debido a que todos los especialistas se acogieron a la objeción de conciencia en dicha causal.

En abril pasado, las autoridades del establecimiento aseguraron que dicha causal no era “una situación de urgencia inmediatamente”, lo que una vez más quedó en evidencia luego de que este miércoles, según consigna Radio Bío Bío, el subdirector médico del Servicio de Salud de Osorno, Jorge Castilla, confirmó que aún se esperan profesionales que reviertan el actual escenario

Castilla aseguró que, si bien las bases están publicadas hace algún tiempo, “hasta el momento no hemos tenido noticias, no ha habido el interés”, pero aseguró que “los protocolos dan la seguridad de que quien necesite este procedimiento va a recibir la atención como corresponde”.

La ley establece que, de no existir disponibilidad de personal, las mujeres que requieran la intervención deben ser trasladadas hasta el centro asistencial más cercano que sí lo contemple.