Durante el pasado lunes se instaló una placa conmemorativa y una cápsula de tiempo que será abierta en 100 años en el Cerro Santa Lucía: se trata del monumento por los derechos de las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersex (LGBTI), una iniciativa del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

El homenaje relata la lucha contra la homofobia y transfobia desde 1991 a la fecha y contiene mensajes de la comunidad para el 2118, que serán revelados dentro de un siglo a través de la cápsula del tiempo. El monumento fue instalado en el histórico Cerro Santa Lucía en el marco del 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

“Enviamos un saludo al Chile del futuro con la esperanza de que en este territorio y en el mundo habrá plena igualdad, no discriminación y respeto a los derechos humanos de todas las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y heterosexuales”, señala la placa conmemorativa.

La cápsula de acero contiene archivos de prensa, videos, campañas, informes de derechos humanos, fotografías y mensajes de personas e instituciones de Chile y del extranjero. Fue diseñada por el ingeniero Francisco Rementería y sus contenidos se vinculan con luchas dadas por víctimas de la discriminación y el movimiento LGBTI para derribar las desigualdades que les afectan en todos los planos sociales.

El vocero del Movilh, Óscar Rementería, señaló que “instalamos este memorial para rescatar la historia de los derechos LGBTI en voz de sus protagonistas, para contar nuestra experiencia al futuro de manera que tanto los aciertos como errores sirvan como aprendizaje, así como para ocupar de manera pacífica y desde la diversidad un espacio simbólico del país, en momentos cuando la homofobia y la transfobia siguen matando. Este año ya sumamos dos tristes crímenes homofóbicos”.

A la vez, la dirigenta trans María Isabella Aguayo sostuvo que “la cápsula también da cuenta de cómo la sociedad, y también el Movimiento LGBTI, fue planteando y conociendo la realidad de las personas con identidad de género diversa, quienes contribuimos a mejorar prácticas y lenguajes en la lucha contra la discriminación”.

Por su parte, la vocera Daniela Andrade destacó que “las mujeres lesbianas y bisexuales hemos jugado un rol de gran relevancia, que no siempre es visible, pero que en la cápsula nos preocupamos de destacar con particular fuerza”.