Cómo es que los establecimientos educacionales reciben a las y los estudiantes y sus apoderados que vienen de otras latitudes, cuáles son las estrategias que ocupan, cómo se aproximan y cómo integran a la comunidad educativa. Estas fueron algunas de las preguntas abordadas por el proyecto “Afectos y efectos de una educación antirracista. Experiencia en torno a la migración del Colegio República de Croacia de Iquique”.

Realizado por la educadora Guadalupe Peyrau, la socióloga y académica de la U. de Chile, María Emilia Tijoux, el psicólogo Jair Marín y la periodista Francisca Palma, este trabajo fue financiado por el Fondart del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y presentado a la comunidad del establecimiento este jueves 13 de noviembre.

El trabajo –disponible en la Universidad Arturo Prat, en las bibliotecas locales, en colegios de la comuna y en versión digital- aborda desde una mirada teórica y contextualizadora el fenómeno de la migración, y recoge testimonios y experiencias de profesores, apoderados, estudiantes, directivos y equipo profesional del Colegio, poniendo en perspectiva los esfuerzos realizados, de manera intuitiva en un primer momento y luego desde una mirada institucional, por desarrollar una educación integradora para todas y todos.

No nos equivocamos en hacer este proyecto. Hubo una hermosa acogida por parte de las y los profesores, sobre todo también de la antigua directora que permitió realizar este trabajo. Lo más bello es que había una sala llena de estudiantes que muy atentamente escucharon lo que dijimos. El hecho de habérselos entregado, de que puedan verse reflejados, de que probablemente lo van a mostrar a sus familiares y a su entorno cercano es muy relevante porque esa difusión vale mucho”, destacó la profesora María Emilia Tijoux.

Por su parte Guadalupe Peyrau expresó que una de las relevancias primarias de este proyecto es que “visibiliza una realidad que existe, pero se trata de ocultar o simplemente no a muchas personas le interesa”.

Finalmente, otro de los integrantes del proyecto, Jair Marín, explicó que este es uno de los colegios que posee una mayor matrícula de niños hijos de inmigrantes en la ciudad, motivo por el cual “el equipo intentó hacer fue acercarse a la experiencia que se ha generado en los niños, donde el fenómeno migratorio genera muchas veces sufrimiento social en las niñas y niños”.

En ese sentido, prosiguió Marín, “conocer cuáles son las prácticas de humanización que se llevan adelante para apoyar a estas familias y el modo en que la empatía y la comprensión se expresan a través de prácticas, es crucial.

El libro fue presentado en el Colegio República de Croacia y en la Universidad Arturo Prat en el marco del Congreso de Sociología.