La crisis ambiental que vive Quintero desde hace años y que se agudizó en agosto pasado fue motivo de noticia en diversos puntos del mundo. Sin embargo, según una nota publicada por El Mercurio, la grave situación de la denominada zona de sacrificio ha provocado interés en turistas que ahora buscan llegar a la zona a pasar sus vacaciones.

Aunque en la ciudad son 32 mil los habitantes, en el verano pasado llegaron a 90 mil personas gracias a los visitantes. Ahora, esperan mantener y hacer crecer la cifra de turistas, ya que según el encargado de turismo de la corporación municipal de Cultura y Turismo de la ciudad, Ignacio López, “la gente no ve como algo terrible lo que sucedió acá y eso no impide que quieran venir. Quieren venir a ver qué hay aquí realmente y si es que la contaminación afectó tanto como dicen. Quieren conocer en terreno”.

Por ello, adelantó que aunque el tema de la contaminación “ha sido gravísimo, nosotros los hemos vimos una oportunidad”. López señaló que llegó una persona de Estados Unidos preguntando por las ofertas de Quintero en cuando a paseos turísticos. A la vez, destacó que recibió “a un experto internacional en turismo que vino de España a conocer el sector y le pareció interesante el tema del mar, porque tenía un color muy distinto a lo que él estaba acostumbrado”.

La nueva estrategia de la localidad es “cambiar el foco turístico”, destacando el tema cultural y rural más que las playas. En este sentido, potenciarán el museo Lord Cochrane en la localidad de Valle Alegre, las caminatas al pucará Inca que se encuentra en el cerro Mauco e impulsarán impulsarán un centro costumbrista llamado Raíces en la zona de Las Gaviotas.

En adelante, serán $2.800 millones el monto invertido para la reactivación económica de las comunas de Quintero y Puchuncaví, apoyando a emprendedores comerciantes y operadores turísticos en la difusión y organización de sus servicios.