¿Asistimos a una “bolsonarización” de la derecha chilena y del gobierno de Sebastián Piñera? Es es la pregunta que movilizó la conversación entre Hassan Akram, director de la sede chilena de la universidad norteamericana Wake Forest, y Rayen Araya en #AquíYAhora.

Esta interrogante tomó fuerza luego de que la semana pasada Eduardo Bolsonaro, hijo de el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, visitara Chile y se reuniera con parlamentarios del oficialismo y la derecha como Jacqueline van Rysselberghe y José Antonio Kast, entre otros. Además, que durante el fin de semana la misma senadora UDI fuera ratificada como líder del partido y que la diputada RN Camila Flores fuera ovacionada por declararse pinochetista.

Ante este panorama, el analista y profesor de políticas públicas de la UDP dice que no hay nada de qué asombrarse, ya que son posturas históricas de estos partidos, solo que hora se atreven a decirlo públicamente.

“Ignacio Urrutia ha dicho eso desde el Congreso desde siempre, solo que ahora hay una cierta capacidad de sorprenderse”, sostiene Akram.

Sin embargo, apunta las responsabilidades hacia otro sector. “Con el fin de la época concertacionista, cierta élite intelectual de Chile perdió su sensación de comodidad y de que el país les pertenece a ellos. Pienso en la columna de Carlos Peña (de domingo recién pasado) donde habla de la amenaza neofascista”.

“Encuentro una columna preocupante, no por lo que diagnostica, sino por el tono que emplea. Es una actitud tan despectiva frente a la posición de las clases populares porque habla de los políticos como alguien que debe apaciguar o controlar o limitar las tendencias de poca educación, emocionales, casi primitivas del pueblo”, sostiene.

Y añade que para el rector de la UDP “el problema es que tenemos nuevos políticos que no tiene esa actitud de controlar o limitar los deseos, sino que expresarlos. ¡Vaya que si por eso tenemos una amenaza neo fascista en Chile! Diría mas bien que una de las causas básicas del por qué tenemos esa polarización de la política es justamente por personas como Carlos Peña“.

“Personas como Peña, lamentablemente, son la explicación de la polarización política en Chile porque es un gran defensor de la modernización capitalista, de negar rotundamente cualquier signo de malestar”, argumenta Akram, quien suma que “si tenemos políticos que niegan la realidad, por supuesto que se van a alejar del sistema político, mucha abstención, poca legitimidad del sistema político y el auge de la visión extremista”.

Por otra parte, subraya que “los políticos del centro se han puesto muy extremistas porque niegan cualquier signo de descontento con su sistema económico y social y por ende van culpando al pueblo porque van votando por gente loca, ignorante. Lo vimos con el Brexit en Reino Unido, con Donald Trump en Estados Unidos y con la columna de Carlos Peña”.

Hassan Akram también pone en perspectiva la embestida comunicacional de José Antonio Kast, de quien recuerda fue secretario general de la UDI: “Él no es alguien que está fuera del sistema político, está dentro del gran grupo que es la derecha y que esta dentro de lo típico de la UDI”.

Las cosas no han cambiado nada, son parte del mismo grupo”, zanja el analista que también advierte sobre las elecciones de la UDI que se realizaron ayer domingo que terminó en el triunfo de JVR por sobre Javier Macaya.

“Lo interesante de Macaya es que hizo una apuesta con los coroneles, los dirigentes históricos de la UDI, no es que venga de afuera. Hay una renovación en términos intelectuales y una estrategia política diferente, ellos quieren controlar el país”, finalizó.

Revisa la entrevista completa a Hassan Akram desde el minuto 34 acá: