Todavía no hay consenso. Durante este miércoles, la Asamblea de Trabajadores del Terminal Pacífico Sur (TPS) anunció que rechazará el preacuerdo firmado por los dirigentes ayer, en el Ministerio de Trabajo.

La oferta formulada por TPS contemplaba un préstamo (por $550.000, que sería descontado por planilla a razón de $2.000 por turno con un máximo de $4.000), cursos de capacitación y la constitución de una mesa de trabajo permanente, con miras a realizar mejoras legislativas a los modelos de contratación de los portuarios.

También sumaba la entrega de una gift card de $250 mil pesos, además de un aguinaldo de $75 mil pesos y una canasta de comestibles.

Sin embargo, aún lejos de sus demandas, la propuesta debía ser aprobada por la asamblea para dar término a la movilización. Tras el rechazo, los trabajadores anunciarán cómo seguirán adelante con sus movilizaciones. 

La negativa de los portuarios a aceptar el preacuerdo implica un golpe para el Gobierno, que decidió intervenir en el conflicto ante la férrea resistencia del Grupo Von Appen y Ultraport, los empleadores a cargo de TPS.

En las horas previas, Osvaldo Quevedo, presidente del Sindicato Unificador de Especialidades Marítimo Portuarias (Sudemp) señaló la oferta “es más de lo mismo, o sea no se ven grandes diferencias con lo que nos había ofrecido la empresa”.

Quevedo agregó que “el Gobierno a nosotros no nos está ofreciendo nada, lo que está haciendo es ser intermediario de la empresa en decirnos lo que el empresario está ofreciendo al Gobierno y el Gobierno a nosotros. El Gobierno lo único que nos está ofreciendo son unos cursos”.