Opinión

Tren y cultura: “Trenzando” un espacio itinerante para la descentralización

Por: Pedro Hepp Castillo / Publicado: 08.01.2019
Es así como, frente a un escenario presupuestario confuso para la cultura, donde a pesar de que en general aumentará un 4%, cae el financiamiento de muchas instituciones cerca de un 30%, "Trenzando" descentraliza recursos llevando talleres de cine para jóvenes, pintura, diseño y gestión de proyectos, funciones de cine, entre otros.

La larga y angosta geografía de nuestro país pareciera ser perfecta para desarrollar un sistema ferroviario. Sin embargo, a pesar de contar con 6.216 km de líneas ferroviarias (de las cuales más de 3.000 están actualmente en desuso), éstas están principalmente destinadas al transporte de carga y administradas por privados. Sumado a lo anterior, según la CCHC, este sector presenta un rezago profundo debido a su inestabilidad, a los problemas de administración y a débiles planes de desarrollo, donde Chile está el puesto 79 entre 144 países en el Índice de Competitividad Global en materia de infraestructura ferroviaria.

Es impresionante notar que, según datos del observatorio logístico, la participación promedio del ferrocarril en los países de la Unión Europea triplica la participación que este medio de transporte presenta en Chile (19% vs. 6%).

Por otro lado, según el “Catastro de infraestructura cultural pública y privada”, los lugares que más concentran espacios físicos culturales son aquellos que también concentran las mayores densidades poblacionales, dificultando así el acceso a la cultura por parte de las comunas rurales. Naturalmente, esta y otras oportunidades atraen más población, formando así el círculo vicioso que acarrea este tipo de enfoques de políticas públicas.

“Trenzando” es una respuesta a lo anterior para reactivar el patrimonio ferroviario nacional aprovechando la infraestructura que todavía está operativa: 170 estaciones entre las zonas norte, centro y sur del país. Esta plataforma itinerante consta de 5 contenedores que contienen una residencia con capacidad para diez personas, baños, duchas, una cocina abierta a la comunidad, espacios escénicos, talleres y una oficina. Próximamente se habilitará un sexto contenedor, que albergará un estudio de grabación musical.

Es así como, frente a un escenario presupuestario confuso para la cultura, donde a pesar de que en general aumentará un 4%, cae el financiamiento de muchas instituciones cerca de un 30%, “Trenzando” descentraliza recursos llevando talleres de cine para jóvenes, pintura, diseño y gestión de proyectos, funciones de cine, entre otros. En una primera residencia en San Rosendo, se realizaron 80 sesiones de talleres, conciertos, encuentros y exhibiciones, en las que participaron más de 2.000 asistentes. Este año se proyecta a llevar los 6 contenedores a Yumbel, Ránquil, Ocoa y Til Til.

“Trenzando” no sólo es innovadora por mezclar un espacio cultural con un tren, sino también por hacerle frente a una falla en el sistema de inversión pública que obliga al Estado a dejar de lado a los lugares menos poblados en diversos temas. “Trenzando” logra dotar de infraestructura de alta calidad a sectores que no son prioridad de inversión cultural.

¡Por muchos más proyectos como “Trenzando”, que aporten a la descentralización cultural, económica, política y humana en nuestro país!

Pedro Hepp Castillo
Contenido Relacionado

¡A no incrementar las posibilidades de mayor represión! : fortalezcamos el Estado de derecho en Chile

Nueva Constitución vía Asamblea Constituyente

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Exposición “Encuentro” reunió a más de 40 artistas locales y extranjeros en Lastarria

Ramón Griffero es el nuevo Premio Nacional de Artes

Respuesta del Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume a las declaraciones de la UDI