Este miércoles, el ex jugador de Universidad de Chile, Mauricio Pinilla, sufrió un duro vuelco ante la justicia. Esto, luego de que la quinta sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acogiera el recurso de nulidad presentado por Azul Azul contra el primer fallo, que el pasado 30 de noviembre ordenó al club a pagar más de 460 millones de pesos al futbolista.

La decisión del tribunal rechaza la demanda de tutela laboral presentada por el delantero, que había sido acogida por el Juzgado de Letras del Trabajo. En adelante, la concesionaria no tendrá que cancelar el monto de indemnización a Pinilla.

El fallo en cuestión señala que “se determinó que la relación laboral entre su persona y la demandada terminó en virtud del convenio suscrito en conformidad a lo que dispone el artículo 152 bis I del Código del Trabajo el 27 de julio del año 2018 y no por despido con fecha 31 de ese mes y año, como lo alega la demandante, de manera que el presupuesto en que se funda la acción interpuesta no concurre en la especie”.

Además, la justicia resolvió que “los hechos en que se basa la denuncia son posteriores al término de la relación laboral”. 

Para empeorar el panorama del futbolista, la Corte de Apelaciones determinó que Pinilla tendrá que asumir las costas del proceso judicial llevado a cabo durante meses. El conflicto entre ambas partes se inició tras el abandono de la concentración por parte del jugador en Antofagasta, cuando el ex gerente deportivo Ronald Fuentes aseguró que el jugador ya no era parte del elenco azul.

Tras el fallido traspaso de Pinilla al club Colón, el jugador decidió iniciar su denuncia, un proceso que incluso lo llevó a celebrar tras la primera resolución de la justicia. Hoy, en un escenario radicalmente distinto, su abogado Alejandro Cariz sostuvo que “es el día más preocupante para los futbolistas profesionales. Es una decepción”.

Por último, Cariz señaló que “ahora vamos a preparar todos los recursos para que la Corte Suprema se pronuncie sobre lo determinado por la Corte de Apelaciones”. Hasta el momento, el jugador no se ha referido públicamente al fallo.