Sin duda son una de las bandas nacionales más populares y nunca han necesitado a la TV. El cariño de la gente siempre se ha hecho notar en sus 20 años de carrera, sin necesitar de estar presentes en medio nacionales. Hablamos de Chico Trujillo, la icónica banda que se presentó en la edición número 50 del Festival del Huaso de Olmué.

Eran cerca de las 22:30 cuando la agrupación de cumbia comenzó su presentación ante un entregado público que celebró todas sus canciones, tal como lo hizo en su último show en el festival en 2009. “La Medallita”, “Pobre Caminante” y “El Conductor” fueron algunos de los éxitos que pusieron a todos bailar.

Sin embargo, durante su paso por El Patagual, Aldo “Macha” Asenjo, se mostró como es habitual, con ganas de cantar, bailar y hacer gozar a público, pero reacio a a interactuar con los animadores y la TV.

Me siento muy bien. No tengo ninguna reticencia con la televisión y la radio. A veces hacemos las cosas dependiendo de cómo nos vamos sintiendo y lo que queremos hacer y no queremos hacer”, sostuvo en entrevista con Radio Bío Bío.

En la misma línea, la voz de unos de los clásicos chilenos sostuvo que “en ningún caso siento un desprecio por los trabajadores de la televisión ni de radio”. Además, dijo sentir que “aquí (en el Festival de Olmué) estamos en casa. Así que estoy contento”, motivo por el que decidieron regresar al evento tras 10 años de ausencia.

“Aceptamos poder venir porque vivimos en un país muy difícil, en situaciones muy difíciles, no sólo en el país, en el mundo entero. Pasan cosas al revés, el mundo está al revés”, reflexionó.

Junto a lo anterior, criticó que “privilegiamos cosas que no debiéramos privilegiar tanto, meramente como vivir bien, calidad de vida, poder compartir. En cambio toda esta carrera por tener algo es bastante ridículo”.

“Ojalá todos se hayan ido (de El Patagual) con el corazón abierto, grandote, para seguir haciendo cositas”, deseo el Macha al terminar su presentación que marcó 14,8 puntos de rating en TVN.

También se refiero a una de sus bandas amigas, con quienes tienen importante vínculo musical y han compartido su carrera y que, en Olmué, juegan de local: Guachupé. “Hemos ido creciendo todos juntos, entonces eso hace que seamos parte de un lugar lindo, de música que hace moverse, que hace bailar”, añadió.