En la vida se aprende. A veces a porrazos. Son las derrotas las que dejan más enseñanzas y en este camino a Francia no será la excepción. Es cierto, se estuvo en ventaja. Italia tuvo más posesión, pero fue Chile el equipo que abrió el marcador. Nos dieron vuelta el partido y eso duele.

Como hincha he visto crecer a esta selección. El sudamericano de 2006 en Melipilla. También en Coquimbo 2008. Seguí el sudamericano del 2010; el mundial sub17 de Trinidad y Tobago. La final de los Odesur en Santiago el 2014. La dolorosa eliminación en la primera fase de la Copa América del mismo año en Ecuador. Suma y sigue.

La pausa – que se nos hizo eterna-, hasta el recordado 12-0 ante Perú en el Nacional. La vuelta al ruedo con el ajustado 0-1 ante las gigantes de Francia. La preparación de la Copa América fue de primer nivel y este grupo estaba preparado para el desafío. Así se clasificó a Francia.

En la preparación para el mundial han recibido golpes duros. La primera vez contra las campeonas del mundo fueron 7 goles en contra. Después de vencer a “Las Matildas” y quitarles el invicto en su casa, recibieron 5 en solo 45’. Ahora tocó una derrota diferente. No fue una goleada. Pero fue una derrota. Una que suma

El partido

En el papel Italia era superior. Desde el primer minuto ambos equipos buscaron arco contrario. La primera clara fue de Chile. Luego las locales tuvieron un par más. Una gran actuación de la defensiva y una correctísima Claudia Soto, cortaron los ataques en el medio campo. Sin goles al descanso.

En el segundo tiempo llegaron las anotaciones. Para sorpresa de la hinchada “Azurra”, Chile marcó primero. Soto se hizo cargo del tiro de esquina y terminó recibiendo los abrazos. La Chile Chico sacó el centro, el balón fue impactado por la 10 de las italianas. Con un autogol se abría el marcador .

La Roja no solo aguantó, también tuvo un par de llegadas que pudieron aumentar la diferencia. Las locales fueron ganando confianza y bombardeando el área chilena. A los 72’ y luego de que Camila Sáez sacara una de la línea, llegó el empate. Un 1-1 que nos dejaba conformes, considerando la velocidad de las italianas y que ocupan el lugar 16 en el ranking FIFA.

Agregaron cinco minutos de descuento y a los 92’ cayó el último gol del partido. Las locales lo daban vuelta y casi no quedaba tiempo. Triste final para las nacionales. Lo dieron TODO. Ante un rival que era superior físicamente. Volvieron a la concentración con una nueva derrota, pero con nuevas enseñanzas.

De las derrotas se aprende

No hay que olvidarse que estos partidos no son por los puntos. La selección esta ganando roce y experiencia. José Letelier no busca triunfos, busca los nombres que conformarán su plantel para Francia.

A todas y todos nos gusta más cuando Chile gana. Pero las derrotas te enseñan mucho más que los triunfos, en la cancha y en la vida. Lo que pueda seguir aprendiendo y mejorando esta selección, de cara a su primer Mundial Femenino adulto, es fundamental.

La Roja enfrenta a dos potencias de la disciplina en la fase de grupos y debe estar a la altura. Hay que perder para ganar. Toda derrota suma.

Este lunes, 21 de enero, la dirigidas por Letelier enfrentarán a la Selección Catalana. El partido se jugará en el Camp de Fútbol Municipal d’Hospitalet de Llobregat, a las 19:00hrs (15:00hrs de Chile). Lo más probable es que veamos caras nuevas en la oncena titular del encuentro. El “Pulpo” debe aprovechar de ver jugadoras en partidos como éste para elegir a las 23 guerreras que representaran a Chile en esta cita histórica. Ahora es cuando.