Durante este miércoles, los servicios de rescate de Guernsey reanudaron la búsqueda del avión en el que viajaba el delantero argentino del Cardiff City Emiliano Sala. El futbolista desapareció mientras viajaba por el Canal de La Mancha camino a su nuevo club, tras despedir a sus compañeros del Nantes FC.

“Hemos reanudado la búsqueda. Dos aviones están despegando y buscarán una área específica donde creemos que tenemos más probabilidades de encontrar algo, basada en una revisión de las corrientes y el tiempo desde que (el aparato) desapareció”, confirmaron los uniformados.

El jugador de 28 años viajaba solo junto al piloto David Ibbotson desde Nantes (Francia) a Cardiff cuando se perdió la comunicación con la aeronave. El pasado martes, pese a la petición expresa de la familia de no difundir, los medios dieron a conocer un audio en donde Sala le habla a su padre desde el avión y reconoce su temor al viaje por las turbulencias que había experimentado en el vuelo previo.

El operativo de búsqueda trabaja sobre cuatro posibilidades: que el avión haya logrado aterrizar en algún lugar y que Sala y el piloto aún no logren contactarlos, que la avioneta hiciera un amerizaje en el agua y los dos hayan sido recogidos por un barco, que tras un posible amerizaje hubieran usado el bote salvavidas con el que contaba la avioneta o que finalmente el avión se haya destruido al estrellarse en el mar.

Los policías confirmaron que la tercera teoría tiene prioridad en el operativo y por ellos siguen la búsqueda de Sala y el piloto, junto a tres aviones y un helicóptero en el aire. Por ahora, informaron que “estamos revisando las imágenes satelitales y los datos del teléfono móvil para ver si pueden ser de alguna ayuda en la búsqueda”.

Durante la jornada del martes se encontraron objetos flotantes en la zona de búsqueda, pero no se ha confirmado que pertenecían a la aeronave. Por su parte, el padre del futbolista, Horacio Sala, declaró a medios argentinos que “quisiera encontrarlo vivo, pero se me están yendo las ilusiones”.