Tras ser formalizado por violación y grabación de material pornográfico de su hija menor de 7 años de edad, el sargento de la Armada Carlos Donoso quedó en prisión preventiva, medida que cumple en dependencias navales.

Sin embargo, esto ha sido objeto de críticas parte de la familia y su abogada, quien están pidiendo que el hombre sea trasladado a una cárcel común, según informó La Estrella de Valparaíso.

Al respecto, Jeanette Bruna, defensora de la familia, argumentó que “nos llama la atención que esté cumpliendo prisión preventiva en una institución castrense siendo que es un delito común y estimamos que en estos casos no deberían haber privilegios”.

Desde que se conoció el hecho, ni la esposa del funcionario de la Armada ni sus hijos han recibido ayuda psicosocial de parte de las instituciones del gobierno. En este escenario, pidieron un recurso al Tribunal de Familia de Valparaíso para intervenir a la niña y a su entorno. Bruna recalcó que la madre tiene una escasa red de apoyo debido a los traslados constantes de su esposo: “Si nosotros abandonamos a las víctimas no vamos a poder avanzar en una protección efectiva”, fundamentó.

Por su parte, la esposa del marino aseguró que “en estos momentos estoy con un psicólogo, pero en lo único que pienso es en sacar a mis hijos adelante y que mi hija trate de olvidar lo que no puede”. El pasado 9 de enero, la mujer descubrió que su marido obligó a practicarle sexo oral a su hija de 7 años y la grabó con un celular. Esa misma noche, denunció los hechos ante Carabineros y hoy espera volver a trabajar apenas sus hijos retornen a clases para mantener a su familia.

Nota de redacción: el rostro del imputado fue censurado por los reporteros gráficos por orden expresa del tribunal, con el objetivo de proteger a la niña.