Durante la tarde de este miércoles, luego de dictarse la sentencia de primera instancia en la investigación por la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva, dirigentes de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) exigieron al rector, Ignacio Sánchez, el despido inmediato del académico Sergio González, condenado a tres años de presidio como encubridor del magnicidio.

Además de exigir el despido del académico, la directiva de la FEUC exige que el rector Sánchez entregue explicaciones públicas a la comunidad universitaria por permitir que el profesor Sergio González siguiera impartiendo clases en la Facultad de Medicina de dicha casa de estudios, mientras él ejercía como decano durante el inicio de la investigación.

Para este primer semestre, Sergio González tiene programado impartir tres cursos de pregrado en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica.

Al respecto, los líderes estudiantiles acusaron a través de una declaración pública, “negligencias por parte de nuestra universidad, al no contribuir, desde el primer día, a que se conocieran todos los detalles acerca de la autopsia del ex presidente, información que fue escondida durante años”.

Otro de los imputados por el magnicidio contra el ex presidente es el médico Helmar Rosenberg Gómez, quien fue profesor de la Facultad de Medicina pero ya no se encuentra trabajando en dicha institución.

“Nos parece gravísimo que dos de los involucrados en el magnicidio al ex presidente Frei sean profesores que han hecho clases en nuestra Universidad, pedimos el pronunciamiento de la institución respecto a estos hechos y el despido inmediato del profesor Sergio González”, aseguró la presidenta de la FEUC, Belén Larrondo.

“Finalmente, reafirmamos nuestro compromiso con la verdad, la justicia y la reparación de cada crimen cometido en dictadura”, concluye la declaración, en la que además los dirigentes llamaron a sumarse a la velatón que se realizará en honor al ex presidente esta tarde en la Plaza de la Constitución.