Durante este miércoles, los investigadores que continúan la búsqueda del avión desaparecido en el que viajaba el jugador argentino Emiliano Sala, informaron del hallazgo de dos cojines de asiento en una playa cercana a Surtainville, en Normandía, que probablemente pertenecían a la nave.

Según indicó la División de Investigación de Accidentes Aéreos de Reino Unido (AAIB), se localizó la parte de un cojín de un asiento y luego un segundo cojín en la misma zona. “Tras un examen preliminar, hemos concluido que es probable que los cojines pertenezcan al dispositivo desaparecido”, señalaron.

El delantero argentino desapareció el lunes 21 de enero, mientras viajaba por el Canal de la Mancha en un avión privado, un Piper Malibú. Pese a que las autoridades de la zona suspendieron la búsqueda ante la baja posibilidad de encontrar al futbolista, la familia reunió fondos -con aportes de jugadores de todo el mundo- para seguir las investigaciones de forma privada.

La búsqueda ha estado centrada en el mar alrededor de las islas del Canal de la Mancha desde que la aeronave, un Piper Malibú, desapareció el lunes 21 de enero. En el avión iban sólo Sala y el piloto Dasvid Ibbotson, de 59 años.

Los investigadores realizarán una búsqueda submarina para encontrar a Sala, tras identificar una zona en el mar donde podrían encontrarlo. Sin embargo, las labores no podrán iniciarse hasta el fin de semana debido a las condiciones metereológicas y al estado del mar. La operación se extenderá por tres días. 

AAIB utilizará un vehículo operado a distancia para la inspección visual de los restos, intentando coordinar las labores con la empresa privada contratada por la familia de Sala. La esperanza de encontrarlo no se acaba: “Creemos que no es sencillo, pero la esperanza todavía está”, resumió Martín Molteni, amigo del futbolista.