Durante la noche de este martes una turba de manifestantes quemó el Juzgado de Letras y Garantía de Rapa Nui durante protestas por un homicidio ocurrido en la isla. El edificio quedó completamente destruido.

Las manifestaciones se originaron mientras las autoridades ingresaban al imputado de iniciales J.A.N.H. (51 años) al recinto, quien sería juzgado por el crimen del ciudadano Luis Alberto Araki Paoa (34), apuñalado este lunes.

El conflicto se intensificó cuando el hombre fue descendido del móvil para su formalización, siendo agredido con un elemento contundente en su rostro, siendo auxiliado por personal policial. Ante esto, el juez pidió la intervención de Carabineros a las dependencias del recinto.

Terminada la audiencia, el sujeto quedó en prisión preventiva y se ordenó su traslado a Valparaíso.

A eso de las 21 horas, según detalla Carabineros, personas lanzaron artefactos explosivos al Juzgado con el fin de que sacaran al imputado, comenzando así el incendio del edificio, que además consumió la Notaría y el Conservador de Bienes Raíces.  

El alcalde de Rapa Nui, Pedro Edmunds Paoa, quien además es tío de la víctima, comentó que los manifestantes sobrepasaron en números a los carabineros y que fue imposible contenerlos. Habían más de 1000 personas indicó el edil a Cooperativa.

“Los ánimos se fueron caldeando entrada la tarde, a las 6 o 7 de la tarde, que terminó con la quema total del juzgado”, agregando que “la turba hizo lo que quiso con él (imputado). Una pena como el ser se puede convertir en animal de un rato a otro“, sostuvo el alcalde.

Igualmente, Edmunds Paoa lamentó hecho de que “se quemó información de historia y justicia”.

Sobre el estado de salud del imputado, comentó que se encuentra en estado grave y que debió ser trasladado al continente para su tratamiento.