El pasado jueves 24 de enero el presidente Sebastián Piñera envío al Senado su propuesta de integrantes para la nueva Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y en el listado figuraban sólo seis hombres.

De esta forma, la institución encargada de velar por el aseguramiento de la calidad y la generación de conocimiento, creación e innovación en las instituciones de educación superior del país no tendría mujeres incidiendo en sus decisiones. 

Críticas a esta propuesta se presentan las académicas e integrantes de la Comisión de Género y Diversidades del Senado Universitario de la U. de Chile, Silvia LamadridAlejandra Bottinelli.

“Más allá de las competencias de cada cual lo que sorprende es que se trata de seis varones, pues uno de los temas principales de la agenda del Consejo Asesor de la Educación Superior es la equidad de género”, reclamaron.

En una carta a La Tercera, argumentan que “la CNA debe certificar la calidad de la educacion que brindan las instituciones de educación superior ¿Cómo estar tranquilos, entonces, si la Comisión que certifica esa calidad, en su propia composición, contraviene el estandar mínimo que implica reconocer el aporte de mujeres a la ciencia, educación y conocimiento?”

“Espacios directivos sin mujeres no solo resultan inequitativos, sino que reproducen sesgos de género. Y una certificación con sesgo es, en sí misma de dudosa calidad”, agregaron.

Los hombres propuestos por Piñera son el ex vicerrector de la Universidad de Concepción, Bernabé Rivas; el ex decano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, Patricio Aceituno; el ex rector de la Universidad de La Frontera (UFRO), Sergio Bravo; el ex integrante del comité Consultivo de Acreditación Institucional del CNA, Gustavo Lagos; el ex vicerrector de la Universidad San Sebastián, José Guillermo Leay y el actual rector del Instituto de Estudios bancarios Guillermo Subercaseaux, Mario Merino.