Las comunidades del cercanas al Lago Huilipilún en la comuna de Villarrica han solicitado al Ministerio de Bienes Nacionales que interceda por un acceso público al lugar, debido a que hace varias decadas terrenos particulares imposibilitan la entrada al lugar.

Este lago es de origen natural y al igual que el acceso a las playas de todo el país, su acceso público está garantizado por ley. Sin embargo, los millonarios propietarios de casas o terrenos alrededor del lugar han negado este derecho, cada uno entregando responsabilidades al predio “del lado”.

El Huilipilún está ubicado a unos 16 kilómetros del centro de Villarrica y su principal alimentador es el Río Pedregoso que desemboca por el cotado sur del lago.

Las cerca de 70 familias que viven en los alrededores han reclamado la instalación de una pasarela peatonal que permita la llegada de visitantes al sector y así desarrollar el turismo sustentable como actividad económica. Esta demanda se viene arrastrando desde el 2007.

El dirigente social de la zona, Álvaro Orellana explicó que les gustaría iniciar la ocupación del lago pero de forma responsable, por ejemplo, prohibiendo el uso de lanchas y ofreciendo servicio de botes a remo.

Igualmente, comenta que implementarían “un programa para mantener la limpieza en el borde”. “Porque no queremos que se contamine”, indica.

Las comunidades ya han tenido conversaciones con la seremi de Bienes Nacionales, pero no han recibido respuestas satisfactorias, lo que mantiene en pausa sus planes de desarrollo turístico. Para todo esto solicitan un acceso público al lago de unos 1.550 metros.

Desde la seremi indicaron escuetamente que están en conocimiento de la problematica y que están “recabando todos los antecedentes para poder encontrar pronto una solución”.