Rosalía sigue entregando argumentos de porqué es una de las artistas españolas del momento. Ayer, en la 33° edición de los premios Goya, la cantante catalana subió al escenario para reinterpretar una emocionante versión de “Me quedo contigo” de los Chunguitos, provocando la ovación del público que asistió a la ceremonia.

De impecable vestido rojo y acompañada por el Coro Jove del Orfeó Catalá, la intérprete de “El mal querer” se robó las miradas de un público que aplaudió de pie y que no hizo eco de las acusaciones de apropiación cultural que ha sufrido Rosalía de parte de colectivos gitanos por usar el flamenco en la música de su disco.

Los 3 minutos y fracción que duró la versión de Rosalía -que también ha sido versionada por Manu Chao- impactó al mundo del cine español, que ve como esta artista ha crecido con su música y que prontamente llegará al cine en la nueva película de Pedro Almodóvar, Dolor y Gloria, que llega a los cines en marzo de este año.