Este martes la autogestionada Editorial Quimantú anunció su cierre temporal, luego de que una empresa inmobiliaria comprara el espacio que arrendaban para su libreria e imprenta. “Nos tenemos que mover por la depredación que hemos visto avanzar cual hidra capitalista y que hará desaparecer todo el barrio de imprenta cercano al Parque Almagro”, acusaron.

De esta forma, la editorial deberá abandonar el lugar donde ha estado asentada hace más de 15 años. Quimantú indicó que durante este tiempo su crecimiento ha sido “lento pero seguro, con libros a bajo costo y temáticas apegadas al abajo y a la izquierda de la que formamos parte. Este 2019 tenemos que sortear esta dificultad y ponernos de pie como tantas veces”.

Sabemos que vendrá la devuelta de todo el apañe y amor que hemos generado en distintos territorios durante más de quince años de trayectoria“, agregaron.

Desde la editorial indicaron que durante este tiempo de pausa necesitan “generar más lucas de las que habitualmente hacemos con nuestros libros, además de ir desocupando la bodega, así que todos los miércoles de febrero (entre 17 y 21 horas) vamos a estar rematando algunos de nuestros títulos”.

Los remates se realizarán en su clásica sede en Cóndor 1071, en las cercanías del Parque Almagro. Los precios de los libros irán desde los $1.000 a los $6.000.

De todas formas, Quimantú aclaró que esto no significa el fin del proyecto y que ya están buscando un nuevo local. “Estamos más alerta que nunca, con montones de proyectos lindos para este 2019, este es sólo un impasse en el camino en el que pedimos la ayuda fraterna para que la cuesta no se nos haga tan pesada”.