Mientras se encuentra en estado grave y siendo prioridad nacional para un transplante al corazón, el Hospital Clínico de la UC inició el proceso de cobranza judicial en contra de la familia de Iván Alcaya, el niño de 3 años que ya lleva un año hospitalizado y esperando un transplante que salve su vida.

Mediante une escrito presentado ante el 22° Juzgado Civil de Santiago, los representantes legales exigen el cobro de una cuenta previa a la hospitalización de 7 millones de pesos, tras el vencimiento del pagaré por los exámenes realizados al menor durante el 2017.

La cuenta, que fue cubierta en sólo un 20% por la Isapre Cruz Blanca, debe ser pagada por la familia que ha iniciado una rifa por redes sociales para pagar los gastos y las próximas cuentas de la enfermedad del pequeño Iván. “Obviamente no tenemos la cabeza solamente en pagar, estamos preocupados por la situación de mi hijo, que está grave”, dijo Tania Provoste, madre del menor.

La familia apeló a la resolución, ya que reclaman de que la bonificación de parte de la isapre debía cubrir el 90%. Desde la asegurado señalaron que lamentan la situación que vive la familia y que está “en proceso de reliquidación de las cuentas hospitalarias, dentro de los plazos normales de tramitación, y esperamos concluir a la brevedad posible”.

La familia del menor ha logrado de a poco reunir los fondos para pagar las cuentas que parcialmente han logrado cubrir. Sin embargo, ahora temen por una próxima cuenta, esta vez de $ 122 millones, correspondientes al primer semestre de hospitalización, entre febrero y agosto pasado. “Ya mandaron la documentación para que la isapre comience a ver la cobertura y empezar a cobrar, sabiendo que mi hijo aún no está de alta”, lamentó Provoste.