Por un total de 10 delitos fue declarado culpable este martes el capo mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán, por liderar un imperio criminal que lideró una red de narcotráfico en Estados Unidos durante 25 años.

“El Chapo” enfrenterá, con toda probabilidad, una condena a cadena perpetua, según la ley estadounidense, luego de celebrarse un proceso que inició el pasado mes de noviembre en la corte de Brooklyn, Nueva York, y que se conoció como el “juicio del siglo”.

Entre los principales delitos destacan el tráfico de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos, el uso de armas de fuego y lavado de dinero. El jurado consideró que el gobierno estadounidense probó que el Chapo era uno de los líderes del cartel de Sinaloa, que traficó al menos de 150 kilos de cocaína y que ganó más de 10 millones de dólares en un periodo de 12 meses, lo cual establece una sentencia obligatoria de cadena perpetua.

Además, el tribunal lo consideró culpable de 25 de las 27 violaciones de las cuales era acusado, incluido conspiración para asesinar en el marco del narcotráfico.

Por su parte, el gobierno estadounidense, a través de la Fiscalía, sostuvo que el resultado del juicio es fruto de la estrecha cooperación con el gobierno mexicano, y advirtió a todos los cárteles de la droga que “caerán” tarde o temprano ante la justicia.

El Chapo, extraditado a Estados Unidos hace dos años, es considerado el capo narco más famoso del mundo desde la muerte del colombiano Pablo Escobar. Su sentencia está prevista para el 25 de junio, que lo enviará a una prisión federal de máxima seguridad en EE.UU.