La ministra de Familia alemana, Franziska Giffey, está siendo investigada después de que un análisis de su tesis de doctorado indicara que ésta plagió información.

Según el diario alemán Der Spiegel, la situación quedó al descubierto después de que el sitio web VroniPlag, que se especializa en analizar tesis de doctorado, encontrara “numerosas coincidencias de palabras o de textos sin que estuviera documentada la fuente”.

La plataforma detectó “pasajes problemáticos en 49 de las 200 páginas de la obra”. Entre ellos se pudo descubrir la apropiación de algunas frases y párrafos sueltos de otras obras, y también el uso de fuentes dudosas como Wikipedia.

Ante estos hechos, la Universidad Libre de Berlín, en la que fue realizada la tesis, anunció ayer que el trabajo será sometido a una investigación por posible plagio, a petición de la propia ministra, quien negó los hechos y aseguró que escribió la tesis a conciencia. Sin embargo, desde VroniPlag establecen que esto se trata de “un caso grave”.

No obstante, este no es el primer caso de plagio en el que se ve involucrado el gabinete de Angela Merkel debido a que los titulares de Defensa y Ciencia también abandonaron sus cargos por plagio.