Durante este miércoles, el abogado Cristián Rosselot fue motivo de comentarios en todos los matinales de la televisión abierta. Sin embargo, fue en el espacio de Chilevisión donde entrevistaron al hombre que protagonizó la polémica en un supermercado de Pirque.

La conversación se mantuvo tensa desde el inicio, cuando Rafael Cavada le consultó si tenía problemas con el manejo de la ira. “Que me haya enojado una vez no significa que tenga problemas de ira”, respondió el abogado, reprochándole al periodista sus viejos problemas con el alcohol, lo que provocó debate en redes sociales.

Rosselot aseguró que está con mucho dolor físico tras las supuestas “agresiones” de los guardias del supermercado, algo que tendrá que ser investigado por la Fiscalía.

A la vez, descartó que se le pueda inculpar de algún delito tras su reacción violenta contra los trabajadores del lugar: “Si me quieren acusar de algo que constituya un delito para eso existen los tribunales. No creo que los medios de comunicación sirvan para resolver los conflictos entre las personas. No creo en la mediatización de los conflictos”.

También aseguró que no pedirá disculpas a los afectados porque no corresponde. “Tampoco espero que ellos se disculpen a estas alturas, después de todo lo que se publicó y habló de mi persona”, añadió.

Por último, Rosselot justificó su comportamiento agresivo asegurando que venía saliendo de un accidente donde estuvo cerca de perder la vida, algo que lo dejó en extremo sensible.

Me quedó con la sensación de que soy víctima de un montaje… y también de las jaurías que se forman en las redes sociales, sobre todo en verano cuando la gente no tiene nada que hacer”, cerró.