La organización no gubernamental “Peace Boat” visitará el puerto de Valparaíso el próximo martes 26 de febrero para promover la paz,  el respeto por el medio ambiente y la defensa de los derechos humanos mediante un intercambio cultural entre sus navegantes japoneses y los asistentes chilenos que visiten el barco.

Este barco ha realizado viajes por todo el mundo. Su primer viaje fue en 1983, organizado por un grupo de estudiantes universitarios japoneses como una respuesta a la censura gubernamental sobre la agresión militar de Japón en Asia y el Pacífico.

Cada año se organizan tres viajes globales y uno regional por la costa asiática. Este 2019 el viaje número 100 se inició el pasado 26 de diciembre en el puerto de Yokohama (Japón), que marcó el 35º aniversario de Peace Boat. Este viaje  es el que trae el barco a Chile y durará casi 100 días, cubriendo una ruta del hemisferio sur, visitando 19 puertos de Asia, África y América del Sur para luego volver a Japón el próximo 31 de marzo luego de visitar 13 países.

Esta ONG considera que viajar puede ser una herramienta para promover cambios sociales y políticos positivos para crear e implementar mejores prácticas en turismo responsable, bajo el nombre “viajes por la paz y la sostenibilidad”.

En esta ocasión, la organización chilena que será partícipe de esta iniciativa a favor del medio ambiente será el Comité Nacional Pro Defensa de la Flora y Fauna (CODEFF), la organización medioambiental más antigua del país. La voluntaria Carol McDonnell Schmidt será quien explicará el trabajo que ha realizado en la “Área Importante para las Aves” de la región de Valparaíso (IBAS en sus siglas en inglés), una iniciativa de BirdLife International que busca la documentación, identificación y conservación de las aves.

Carol trabaja específicamente con la biodiversidad, evaluando el estado de las aves para un enfoque más específico en las iniciativas de protección en el contexto del cambio climático. Además, participará del programa “Youth Action”, el cual promueve los objetivos del desarrollo sostenible y que trabaja para detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de la tierra.

Peace Boat y CODEFF han trabajado en conjunto para aumentar la conciencia sobre temas ambientales mediante actividades realizadas en el territorio chileno y a bordo del barco, entre estas acciones destaca su trabajo en la campaña para declarar la Patagonia como patrimonio mundial reconocido por la UNESCO por su diversidad de especies, vida silvestre, variedad geográfica y otras características biológicas que están en peligro por la explotación de recursos.

Actualmente, ambas instituciones se encuentran trabajando para crear conciencia sobre los daños ambientales que producirá el proyecto HidroAysén.