El no considerar a Maripepa Nieto en el Festival Internacional de Viña del Mar le costó las amenazas de uno de los agentes más temidos de la dictadura. Así lo relató Sergio Riesenberg, ex director del certamen, en entrevista con Radio ADN.

Fue nada menos que Álvaro Corbalán, ex agente de la CNI, quien se molestó con la negativa de Riesenberg y realizó diversas acciones para amedrentarlo y hacerlo pagar por su decisión. El ex director contó que fue el hombre que se encuentra condenado en Punta Peuco por crímenes de lesa humanidad, quien realizó la petición de incluir a la bailarina y vedette española.

“Yo le dije que no”, sentenció Riesenberg, aunque aseguró que desde entonces tuvo que enfrentarlo y “fue el momento más difícil de mi vida. A mí me dio miedo y me ha dado miedo pocas veces en mi vida”.

El ex director de Viña añadió que “pagué. Cumplió todas sus amenazas. Por Dios que lo pasé mal”. En este sentido, contó que tuvo que sufrir tres revisiones de Impuestos Internos en una semana, además de quedarse sin estacionamiento, oficina y programa en el canal.

Pero eso no fue lo peor. Para Sergio, lo más terrible fue era que “te llamen por teléfono diciendo ‘tus hijas van saliendo del colegio, que lindas están vestidas de tal color’”.

En el libro “Álvaro Corbalán: el dueño de la noche” – de los autores González, Chini, Campusano y Robledo (Ceibo Ediciones, 2015) – se detalla que Maripepa Nieto fue uno de los amores del agente de la CNI, quien incluso llegó a presentarla en fiestas de oficiales del Ejército como su señora.

“Con nosotros no lo puede negar porque, en una cena en el Club de Campo del Ejército, estábamos todos los oficiales con nuestras esposas y Corbalán, que como siempre se hacía esperar, llegó tarde y con ella del brazo. Se sentó en la cabecera y la presentó como su señora”, contó el ex CNI Luis Sanhueza. Además, la vedette argentina Cristina Tocco ha relatado que Corbalán daba instrucciones a los productores en los pasillos de los canales de la TV en dictadura. Cuando él decía “esta noche va ‘Maripepa’ Nieto”, era la última palabra.

En el mismo libro, Riesenberg da detalles de la historia y asegura que el ex agente CNI logró que lo despidieran luego de no acatar su decisión. Al parecer, Corbalán manejaba información sobre el mandamás del canal: “Él logró que me congelaran porque el director era homosexual y lo chantajeó con eso, y en esa época era complicado que se supiera”, detalló.

Mira el video a continuación: