El día de ayer se vivió uno de los momentos más tensos en el conflicto que afecta a Venezuela entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición liderada por el autoproclamado Juan Guaidó. El intento de ingreso de ayuda humanitaria proveniente de Estados Unidos provocó el caos en la frontera colombo-venezolana.

La situación era compleja, la presión mediática internacional para lograr la entrada de la ayuda humanitaria estadounidense llegaba hasta un punto cúlmine con la realización del concierto “Live Aid Venezuela” que se desarrollaba solo a cientos de metros de donde los camiones intentaban ingresar a territorio venezolano. Días atrás, el gobierno de Nicolás Maduro había advertido que no ingresaría ningún camión al país, e incluso la vicepresidenta Delcy Rodríguez denunció que la supuesta ayuda humanitaria era cancerígena.

De todas maneras los camiones avanzaron por los puentes fronterizos de Francisco de Paula Santander, Tienditas y Simón Bolívar junto a la caravana de opositores encontrando la resistencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que mantuvo las fronteras cerradas para impedir el paso. En Ureña, en el puente de Francisco de Paula Santander se informó que dos camiones con ayuda humanitaria habían sido quemados y que la gente se agolpaba para rescatar la ayuda en medio del fuego.

Esta información que replicada por medios internacionales, incluidos todos los canales de televisión chilena, se culpaba a la GNB de ser responsable de la quema de estos camiones en territorio venezolano. Que era parte de la represión del gobierno de Nicolás Maduro en contra de la ayuda humanitaria.

Sin embargo, con el pasar de las horas se ha confirmado que esto no fue así. La oposición a Maduro fueron los responsables de la quema de los camiones con ayuda humanitaria en el puente de Francisco de Paula Santander en Ureña.

Una de las primeras imágenes que denunciaban como falso que fuera la GNB responsable de la quema de camiones, fue una toma aérea que muestra como las gandolas quemadas se encontraban en territorio colombiano, y a que diferencia de lo transmitido por los medios, no fueron lacrímogenas de la GNB las que comenzaron el fuego, sino que fueron guarimberos que usando gasolina y bombas molotov incendiaron los camiones.

Era un show, un espectáculo para mostrar que era la “dictadura” de Maduro la que atacaba los esfuerzos humanitarios de Estados Unidos, Guaidó y sus aliados por ayudar al país en crisis. Incluso habían personas con logos de la Cruz Roja Internacional comandando los camiones con ayuda humanitaria.

Joven con emblema de la Cruz Roja en territorio colombiano

Pero eso nuevamente era mentira, la Federación Internacional de la Cruz Roja salió a denunciar el uso incorrecto del emblema arriesgando la neutralidad e independencia de este movimiento humanitario internacional.

La mentira de los camiones quemados se acabó el día de hoy cuando fueron publicados en redes sociales dos videos que muestran nuevamente como fueron guarimberos opositores los que prendieron en llamas a los camiones de ayuda humanitaria. En el primero de ellos se muestra como en el mismo puente desde el lado colombiano se encontraban armando las bombas molotov con gasolina, incluso al final del video mencionan el líquido combustible que se utilizó para prender en fuego los camiones humanitarios.

El segundo registro, muestra como los mismos guarimberos que aparecen en el primer registro corren con gasolina desde territorio colombiano al puente donde quemaron las gandolas con ayuda humanitaria buscando inculpar al gobierno de Nicolás Maduro.

En horas de esta tarde se difundió un nuevo video con el momento exacto en que una de las bombas molotov lanzadas por los guarimberos cayó en los camiones de ayuda humanitaria y provocó el incendio. Nuevamente los medios de comunicación chilenos y extranjeros se sumaron al montaje para desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro y provocar una posible intervención militar extranjera en territorio venezolano.