Durante la mañana de este lunes, dos mujeres fueron formalizadas por agredir al presidente del Tribunal Constitucional (TC) Iván Aróstica, un hecho que ocurrió el 19 de diciembre pasado a las afueras del edificio del Tribunal Constitucional en Santiago, luego de que un grupo de manifestantes lo confundiera con un abogado defensor de condenados por delitos de lesa humanidad.

Según constató la Fiscalía, Aróstica fue golpeado con patadas y puños en su torso, brazos y piernas, terminando con una serie de contusiones en su cuerpo.

Entre el grupo de manifestantes, las mujeres fueron identificadas como Ingrid Ugarte (46) y Cecilia Ibáñez (52), imputadas por atentado y amenazas contra la autoridad por la agresión contra Aróstica, quedando con la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima y a su lugar de trabajo y residencia mientras dure la investigación (con un plazo de 60 días).

La parte querellante solicitó la firma mensual para las imputadas, el tribunal legitimó el argumento de la defensa aludiendo a su permanente colaboración con la justicia.

El fiscal del caso, Marcelo Leiva indicó que aún se trabaja para dar con otras personas que participaron en el ataque, “tenemos distintos antecedentes, vamos a recabar eventualmente nuevos antecedentes para efectos de tener mayores certezas en relación con los hechos ocurridos. Estamos realizando el resto de la investigación para efectos de dar con cada uno de los responsables de estos hechos”, aseguró en Radio Cooperativa.

Sobre los resultados del proceso judicial contra Ingrid Ugarte y Cecilia Ibáñez, integrantes del Colectivo Contra el Olvido explicaron que las imputadas llegaron el miércoles 19 de diciembre de 2018 hasta el frontis del TC para acompañar a abogados y familiares de las víctimas de la dictadura, en donde al salir de los alegatos “familiares de los reos de Punta Peuco nos insultan y se burlan grotescamente diciendo ‘jamás los encontrarán’, aludiendo a los cuerpos de los detenidos desaparecidos, y ‘faltó que mataran a más’ por las ejecuciones y asesinatos (…) Dentro de este contexto de dolor e impotencia muchas personas reaccionaron frente a esta bofetada de impunidad”.

Es por ello que durante la mañana de hoy lunes integrantes del Colectivo Contra el Olvido y la Coordinadora 8M se manifestaron fuera del Centro de Justicia para exigir el fin al injusto proceso judicial, manifestando que esta acción fue un montaje a favor de Aróstica.

Esta postura la explican en una declaración pública vía Facebook publicada hace tres semanas. En la declaración sentencian que “todos los antecedentes señalan que las compañeras acusadas del ataque no tenían conocimiento de quién era este señor; de hecho es el Sr. Aróstica el que primero golpea a las compañeras y, luego, otro grupo de personas, que desconocemos quienes eran y que no tenían nada que ver con las agrupaciones de DD.HH., son las que defienden a estas dos mujeres. Nos resulta increíble que no haya quedado grabado cuando este hombre agrede a nuestras compañeras, y sólo se muestre la agresión producida por terceras personas en su contra. Por cierto, Carabineros se encontraba en el lugar con muchas cámaras de vigilancia”, indicaron.

Publicado por Colectivo Contra el Olvido en Miércoles, 6 de febrero de 2019