La cantante Javiera Mena ya se prepara para su presentación en el festival Coachella que se realizará en abril de este año.

La artista chilena, que ya cuenta con un amplio reconocimiento internacional, brindará un concierto en Blondie este sábado 2 de marzo en la previa de su presentación en el festival estadounidense. Este show también marcara su despedida del país por un tiempo.

En un diálogo con Pousta, Mena también habló de su activismo y la importancia que ha tomado su figura en la comunidad LGBTIQ+, que la ha llevado a ganar el premio Maguey Ícono Queer en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara por su trabajo en pro de la libertad y la igualdad.

Según la cantante, las lesbianas latinas “recién están empezando a tener voz”. “Creo que si tú dijeras estas palabras hace cinco años atrás sería como decir algo que en la pirámide social está muy abajo”, afirmó.

Además de esto, Mena no ve como un problema que existan marcas y películas dirigidas a un público LGBTIQ+, aunque reconoce que existen personas que critican esta situación por el aprovechamiento que está haciendo el mercado con la emergencia de estos movimientos en el mundo.

“Mejor que exista. Obviamente hay gente que se queja, que dice que esto es una moda y que se están aprovechando, la verdad prefiero eso que nada. Antes ni siquiera existían las lesbianas. El homosexual hombre, al menos en la cultura popular ha tenido películas, ha tenido a Freddy Mercury, pero claro la mujer lesbiana es inexistente”, sostuvo.

Lesbiana latina es algo que hoy en día se puede mirar como algo positivo, pero aún significa un símbolo de algo desconocido, invisible, inexistente, es hasta difícil hablar de ello dados los pocos referentes“, añadió.

Sobre el premio que recibirá este próximo viernes la artista señala que es importante recalcar la labor de la lesbiana porque es un tema del cual no se habla mucho “porque no hay investigaciones”.

Todas las que se hacen son de hombres, de hecho he visto charlas que se basan en estudios que están pensados sólo por hombres y la muestra son hombres entonces la mujer lesbiana es un continente negro del que nadie tiene idea“, argumentó.

A pesar de que reconoce que existen libros que contienen capítulos sobre el lesbianismo como el “segundo sexo” de Simone de Beauvoir, Mena afirma que hay muy poca bibliografía para tener una lectura sobre el tema.

Yo finalmente hablo desde mi experiencia y de hablar con mis amigas. Pero es difícil pararse en la sociedad como lesbiana chilena“, asegura.

Para cerrar, la cantante habló sobre cómo despliega su activismo y sostuvo que este está ligado con su exposición pública.

“Hay gente a la que se le da mejor lo del activismo por sus capacidades y hay gente que por otro lado, como es mi caso, que su activismo va por mostrarme, decir mis opiniones y a veces no decirlas porque a veces uno a veces no sabe qué opinar. Una tiene derecho a meditar las cosas, a leer e instruirse y creo que lo importante es estar consciente y estar lúcidos, porque es un lugar nuevo”, concluye.