El retorno de los Backstreet Boys encendió a la Quinta Vergara en la penúltima noche del certamen. El quinteto norteamericano logró emocionar al público con sus grandes éxitos y en una efusiva noche les entregaron la Gaviota de Plata y Oro.

El protagonismo de la agrupación fue total en su regreso a Viña del Mar. Sin embargo, en medio de la emoción de las fanáticas, una de ellas mostró un letrero que no dejó a nadie indiferente. Es uno de los carteles más potentes que se ha mostrado durante la transmisión televisiva.

La intervención estuvo a cargo de Camila Navarrete, una joven fanática del quinteto que confesó haber sufrido mucho tras las acusaciones de violencia sexual contra uno de sus integrantes, el rubio Nick Carter.

“Por todas y cada una de las que hemos sufrido violencia sexual. Amo con la vida a los @backstreetboys, pero mi corazón se rompió con las acusaciones a Nick Carter”, sostuvo la joven en su cuenta de Instagram, donde aparece posando junto al cartel que sentencia: “Don’t forget Nick Carter is a rapist”.

La joven explicó el motivo de su funa, pese a su cariño por la bandas, asegurando que “porque yo misma lo he sufrido. Y me demoré años en poder decirlo en voz alta. Porque me han cuestionado por seguir siendo fan de esta boyband que tanto me ha regalado, y porque sigo luchando día a día por ser más fuerte”.

Además, más tarde, Camila contó que ha recibido amenazas de muerte tras exponer su cartel. “Esto ocurre por parte de fans y en su mayoría mujeres. Por lo mismo creo que NO es conveniente, por mi seguridad y tranquilidad, profundizar con el tema”, sentenció, mostrando los pantallazos. Por último, Navarrete relató que “yo me la jugué, más que nada, por mi propia experiencia de abuso vivida”.