En su declaración ante la justicia del pasado 28 de junio, el alcalde de Tierra Amarilla, Osvaldo Delgado, quien se encuentra suspendido y formalizado por líos de corrupción, acusó al actual vicepresidente de la Cámara de Diputados, Jaime Mulet (actual Federación Regionalista Verde Social y ex DC) de haberle ofrecido una coima de $400 millones.

A cambio de esta suma, el alcalde debía retirar una acción legal para que los abogados Hernán Bosselin y Ramón Briones (ambos ex DC) pudieran recibir sus millonarios honorarios tras el acuerdo de más de $16 mil millones que habían conseguido con la minera Candelaria a fines del 2015, según investigó Radio Bío Bío.

Allí los abogados habrían operado para evitar acciones judiciales que complicaran la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ante la Comisión de Evaluación Ambiental de Atacama y el Comité de Ministros en Santiago. Así la minera de capitales canadienses Lundin Mining podría extender sus funciones de 2017 a 2030.

Cabe destacar que este tipo de negociaciones están prohibidos por la Contraloría General de la República. Por esto mismo, la municipalidad de Tierra Amarilla enfrenta actualmente un sumario.

El primer pago por 11.533 millones 960 mil pesos se realizó mediante un convenio en el marco de la Ley de Donaciones y “responsabilidad empresarial” que estarían dedicados a mejoras en la comuna.

El pago restante ascendería a más de 4.831 millones de pesos. De esta parte, los abogados Bosselin y Briones cobrarían 2.760 millones de pesos como honorarios. Poco más de 2 mil 70 millones de pesos quedarían para libre uso de la comuna.

El alcalde acusó que “en octubre de 2016, me llamó Jaime Mulet, telefónicamente, quien me pidió que me desistiera de la medida precautoria a cambio de dinero y que Bosselin quería conversar conmigo. Por ello viajé a Santiago con Jorge Brito (un empleado contratado en la municipalidad supuestamente a recomendación de Mulet)”.

Además, reveló que “Briones, un hombre alto, moreno, me dijo que para qué peleábamos, que todos podíamos ganar dinero. También estaba Jaime Mulet, quien en un momento me llevó a un rincón y me ofreció a mí y a Jorge Brito (…) 400 millones de pesos para que retirara la acción judicial para retener el pago (a los abogados)“.

Delgado agregó que “después, en la misma reunión, Bosselin, un viejito parecido a Stephen Hawking, me ofreció 600 millones (…) Yo quedé impactado con todo lo que pasaba”.

Otro personaje que aparece dentro de esta polémica es el ex ministro de Medio Ambiente de la ex presidenta Michelle Bachelet, Pablo Badenier (DC), a quien la minera Candelaria “agradeció” su apoyo para la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ante la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Atacama.

Casi un año más tarde, el EIA fue firmado y aprobado por el Comité de Ministros, presidido precisamente por Badenier.

Radio Bío Bío contactó a todas las partes mencionadas en su investigación, pero  ninguno de los implicados aceptó hablar con el medio.