Este lunes 4 de marzo, el diputado Renato Garín dejó de ser oficialmente parte de Revolución Democrática (RD), el partido con el que llegó al Congreso hace casi un año.

Mediante una carta a su ex bancada, el parlamentario comunicó su renuncia. “Durante este verano he reflexionado profundamente y he tomado la difícil decisión de desafiliarme de Revolución Democrática. No me siento útil al trabajo parlamentario de la bancada, ni tampoco me siento cómodo con la forma en que nos relacionamos”, indicó.

Garín expresó que espera que puedan “tener una buena convivencia de aquí en adelante. Por mi parte, estaré siempre dispuesto a encontrarnos en torno a principios básicos como el respeto del Estado de derecho, el rigor, la disciplina, el rol republicano de las instituciones y el deseo de transformación que mueve a nuestra coalición”.

Asimismo, en su misiva aprovechó de disculparse con sus ex compañeros. “En caso de que mis dichos o acciones hayan dañado u ofendido a alguno de ustedes, ofrezco sinceras disculpas. Asimismo, yo he perdonado a quienes me han dañado y ofendido a mí. Agradezco el cariño y el respeto de la mayoría de este grupo humano. Sinceramente, deseo que las relaciones entre ustedes puedan mejorar”, escribió.

Una de las tesis que se esbozan para explicar la salida de Garín son sus profundas diferencias disciplinarias con el grupo. Al diputado le habría molestado bastante la reunión que su compañera Maite Orsini tuvo con el ex frentista Ricardo Palma Salamanca en Francia. Igualmente, fue crítico sobre la administración de recursos en el partido, detalle que incluso les provocó una polémica frente al Servel durante el 2018.

Sin embargo, desde RD indican que su renuncia también tendría que ver con dos incidentes de violencia que Garín habría protagonizado durante el último tiempo. Uno contra la CORE por Santiago Oriente Sofía Valenzuela (RD) y el segundo contra uno de los asesores de la diputada y presidenta electa del partido, Catalina Pérez.

El parlamentario continuará siendo parte del Frente Amplio de forma independiente y pronto deberá escoger en qué comité parlamentario permanecerá.