Parte importante del apogeo del feminismo en las universidades comenzó con la serie de denuncias por acoso y abuso que tuvieron lugar en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile contra los profesores Fernando Ramírez y Leonardo León.

Allí, las jóvenes se movilizaron pidiendo la salida de estos académicos y solicitando protocolos de prevención para ese tipo de situaciones. En ese momento, uno que salió a defender a sus colegas fue el historiador Gabriel Salazar, quien calificó de “exageradas” y “pintiparadas” a las denunciantes. 

Estas declaraciones fueron bastantes polémicas, provocando que incluso las estudiantes también pidieran su salida. Hoy, ya no forma parte del Departamento de Historia de la UChile, pero continúa con clases en la Facultad de Economía y Negocios de la misma institución y también en la Universidad Metropolitana de las Ciencias de la Educación (UMCE).

Tras estas críticas y la funa que sufrió a fines del 2017 en la Feria del Libro de Santiago (Filsa) en el lanzamiento de uno de los libros de Jorge Baradit, hoy califica los cuestionamientos a su persona como “injustos”. “Jamás he sido machista ni mucho menos misógino, pero esas etiquetas quedan en el ambiente y no tengo posibilidad de borrarlas”, lamenta en conversación con La Tercera.

Es más, por estos días presenta su nuevo libro ligado a la temática feminista titulado “Patriarcado mercantil y liberación femenina” que aborda el recorrido de los movimientos por la emancipación de las mujeres y su histórica relación con el poder económico arraigado a los hombres entre 1830 y 1930.

Sobre el actual movimiento feminista, el historiador comenta que le parece “profundamente revolucionario”. “Cambia no solo determinados aspectos relativos al sexo y al género, sino a la sociedad en su conjunto. Nace en la universidad, de mujeres jóvenes, y falta que se incorporen adultas, profesionales, de clase media, que a su vez deben compartir aspectos que van más allá del género o del sexo. Esos otros aspectos se van a ir desarrollando lentamente”, agrega.