La cuarta sesión de la Comisión Investigadora de la Actuación del Ministerio del Interior y organismos policiales en la muerte de Camilo Catrillanca de la Cámara de Diputados que tendría lugar este lunes no pudo realizarse debido a la inasistencia de los invitados a exponer.

Los requeridos eran el director del Cesfam donde fue atendido Catrillanca luego de ser baleado por el carabinero del GOPE Carlos Alarcón y también las tres profesoras que acusaron el robo de sus vehículos, hecho que supuestamente habría dado inicio del operativo del Comando Jungla.

En tanto, el presidente de esta instancia de investigación, el diputado Ricardo Celis, aseguró que la ausencia de las profesoras tiene “dos versiones. Una que tiene que ver con el temor esgrimido por ellas. Pero también hay argumentos que me parecen inaceptables, por lo que puedo presumir que no hay voluntad de parte de las profesoras o de las personas que participaron ese día en la atención médica de Camilo Catrillanca, de alcanzar la verdad.

“Creo que hay que hacer los esfuerzos, se les avisó con anterioridad. Hay que generar la convicción de que esta comisión les va a dar la seguridad física y de secreto, de ser necesario, para que concurran a la sesión”, agregó.

En esa línea, aseguró que insistirán en conseguir la exposición de las profesoras, “porque es el hecho que gatilló el procedimiento policial”. Incluso, evaluarían una reunión secreta para estos fines.

Sobre una posible convocatoria a M.P.C., el menor de edad que presenció el momento de la muerte del comunero, indicó que “la Defensoría de la Niñez nos pidió no citarlo, pero sí se conversó con su padre, para que venga a la comisión”.