Este martes cerca de la medianoche se estrenó la nueva temporada del programa de Canal 13 “Sigamos de largo” con la conducción de Francisca García-Huidobro, Maly Jorquiera y Mauricio Jürgensen. En el primer episodio las invitadas para hablar de feminismo a propósito del 8M fueron la periodista Mónica Rincón y la actriz Loreto Aravena.

En medio de la discusión, esta última expresó uno de sus reparos al feminimo: “Con el tema del #MeToo también se nos ha puesto a las mujeres en esta cosa como de ser mujer parece que es igual que ser completamente honesta”.

Ante esa frase, García-Huidobro exclamó de forma muy efusiva que se sentía muy identificada por sus dichos. “¡Gracias por decirlo! Me tienen podrida con la sororidad. ¿En serio las minas son todas buenas porque son mujeres?”, comentó.

“Lo vengo pensando hace un año, creo que desde que vi a Natalia Valdebenito en el Festival de Viña. Ahora ser mujer te convierte inmediatamente en una persona buena, porque eres mujer“, agregó.

En esa línea, la animadora profundizó indicando que “cuando las mujeres son buenas, son buenas, pero cuando son malas son mucho mejores, porque las mujeres somos más complejas. La maldad de una mujer es mucho más perversa que la maldad de un hombre“.

“Todas conocemos a alguien, a la prima, a la vecina de un amigo que no le pasa los hijos al ex marido porque le fue infiel y se lo joroba con plata o lo manda a los tribunales. Lo que yo quiero decir es que la estupidez, la maldad, la mala educación, están en todos los géneros. A mí hay mujeres que me caen pésimo“, expresó.

Ante estas declaraciones, la única que marcó un contrapunto fue Mónica Rincón, quien le explicó al panel que la idea que expresaba García-Huidobro era más bien machista y que ese no era un planteamiento del feminismo.