El pasado 2 de marzo, restos humanos fueron encontrados en la comuna de Huechuraba, en las cercanías de Espacio Riesco. De inmediato, pese a que aún no se habían realizado las pruebas de identificación del cuerpo, los medios y matinales de la televisión comenzaron a especular con el posible hallazgo de Fernanda Maciel, la joven desaparecida en Conchalí desde febrero de 2018.

Sin embargo, este miércoles La Tercera detalló que los exámenes de ADN realizados a los restos óseos del cadáver determinaron que no pertenecían a Maciel.

Los resultados de la indagatoria a cargo del Servicio Médico Legal fueron comunicados durante la mañana a la familia de la joven de Conchalí. Todavía no se ha confirmado la identidad de los restos encontrados, que los peritos anunciaron como pertenecientes a una mujer.

Por ahora, las investigaciones de la Fiscalía Centro Norte continuarán para determinar a quién pertenece los restos hallados. A la vez, no hay mayores novedades en la investigación de la policía que busca encontrar el paradero de Fernanda Maciel, quien sumó más de un año desaparecida.

“No tengo ningún miedo de encontrarla, no tengo miedo de ninguna verdad”, señaló Paola Correa, madre de la joven en la marcha que su familia y los vecinos de Conchalí realizaron el pasado domingo, con el objetivo de exigir avances en las indagatorias.