En marzo de 2018 la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) fue denunciada ante la Fiscalía por los diputados de la UDI Juan Antonio Coloma, Guillermo Ramírez y María José Hoffmann por la inclusión de un manual de aborto con misotrol en la agenda que entregaban a los alumnos de primer año.

“En la agenda no sólo viene una explicación de cómo realizar un aborto con una pastilla prohibida en el país, sino que también dicen cómo conseguirla y eso me parece de la máxima gravedad”, criticó Coloma en su momento. Otro detalle que cuestionaron fue que una producto financiado con recursos públicos incluyera este contenido.

Cabe destacar que este contenido está respaldado incluso por la Organización Mundial de la Salud en un documento titulado “Manual de práctica clínica para un aborto seguro” publicado en 2014.

A pesar de toda la polémica generada, este año la FECh vuelve a incluir este contenido en su agenda. Es más, en esta ocasión realizaron una versión completamente feminista.

Entre los contenidos de la libreta, además del manual de anticoncepción de emergencia, se puede encontrar un glosario feminista, una recopilación de métodos anticonceptivos y protección sexual, una guía sobre cómo acceder al aborto en tres causales y una reseña sobre la situación actual del VIH en Chile.

La agenda feminista busca plasmar discusiones que dimos las estudiantes durante el 2018 y que pusieron en jaque a toda la sociedad e instituciones de educación. Temas como el acoso callejero, estereotipos de género y las violencias que sufrimos las mujeres en las instituciones dan cuenta de que es necesario seguir discutiendo. Existe una necesidad importante de abrir discuciones en torno a la educación no sexista”, comentó la presidenta de la FECh Karla Toro (Comunes) a El Desconcierto.

Sobre el manual de aborto, la dirigenta cuenta que “es algo que venimos realizando hace varios años en la agenda de la federación, porque nos parece impresentable que el aborto (libre) aún no sea un derecho para que las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos y que la unica posibilidad que tienen las mujeres sea a través de abortos inseguros y en malas condiciones, generando muchas veces la muerte”.

“Mientras el aborto no sea reconocido por el Estado, vamos a hacer lo posible porque las estudiantes y las mujeres, incluso las más pobres, puedan tener acceso a un aborto seguro en sus casas a través del misotrol“, agregó Toro.