Durante el pasado martes se hizo pública la investigación de la justicia norteamericana a 50 personas acusadas de sobornar a universidades de elite de Estados Unidos para la admisión de sus hijos. Entre ellos, se encontraba el chileno Agustín Francisco Huneeus Jr.

La Corte Federal de San Francisco emitió una orden contra el empresario, quien tuvo que pagar una fianza de 1 millón de dólares para evitar ser detenido e ir a la cárcel. 

A la vez, Huneeus debió entregar su pasaporte y quedó citado a comparecer el próximo 29 de marzo, a las 14.30 horas, en el Palacio de Justicia John Joseph Moakley, ubicado en Boston. Ahí se llevará a cabo la investigación por fraude y soborno.

Otros involucrados en el caso, como la actriz Lori Loughlin, pagaron el mismo monto para ser liberados, mientras que Felicity Huffman canceló 250 mil dólares para evitar ir a prisión.

El presidente de la compañía Huneeus Vintners es acusado de sobornar con 50 mil dólares a la persona que ayudó a que su hija aprobara el SAT, el examen estandarizado que se usa para la admisión universitaria en Estados Unidos.

Huneeus Jr. también fue acusado de manipular con Photoshop una imagen de su hija, con el objetivo de convertirla en una estrella de waterpolo durante su escuela secundaria. Todo con el objetivo de facilitar el ingreso de su heredera a la Universidad de California del Sur.