La inminente visita del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ya está generando polémica entre el mundo político. Su figura genera debate debido a que muchos afirman que su política se basa en el odio y la discriminación.

Así lo afirmó el diputado liberal, Vlado Mirosevic, quien sostuvo que no participará en las actividades donde esté presente el mandatario brasileño.

“Recibí invitación de La Moneda para la recepción al Presidente de Brasil. Me negué a participar. Considero a Bolsonaro como un líder peligroso para los valores republicanos. Ha hecho de la discriminación y el odio su política. Constituye un daño a la democracia. Mal ejemplo para Chile”, señaló.

Ante esto, la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, defendió a Bolsonaro y aseguró que su triunfo en las urnas impide que sea un agente dañino para la democracia.

“Creemos que cuando un presidente es electo democráticamente por su pueblo, como es el caso de Brasil, ahí no puede haber un daño a la democracia. Fueron elecciones legítimas, democráticas y vinculantes, donde participó la ciudadanía. Ahí hay democracia, no son dictaduras que se tratan de arreglar con pseudo democracia siendo elecciones arregladas”, sostuvo la secretaria de Estado a T13.