La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, anunció que durante este miércoles enviará al Congreso un proyecto de Ley para realizar la 25 versión de la Conferencia de las Partes firmantes del Convenio Marco sobre Cambio Climático (COP) en diciembre de este año.

Para este fin, el gobierno le pedirá al Congreso 35 millones de dólares. Todo con el objetivo de ser la sede de la reunión mundial para fijar acciones concretas con respecto al cambio climático.

Según consigna Radio Bío Bío, la ministra señaló que “el cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad hoy. Combatirlo y enfrentarlo requiere convicción y voluntad política del más alto nivel”.

La organización de este evento ha contado con problemas de recinto. De hecho, Espacio Riesco no estará disponible para la cita. Sin embargo, Schmidt aseguró que anunciarán las alternativas cuando los acuerdos estén cerrados.

Este encuentro reunirá a mandatarios de distintos países y se espera que lleguen cerca de 25 mil personas, según estimaciones del gobierno.

El interés del Ejecutivo por la realización de la COP25 contrasta con su nulo interés en firmar el  Acuerdo de Escazú, que busca empoderar a la ciudadanía y mejorar el acceso a la información en la evaluación ambiental de proyectos que impacten en el medio ambiente.

Ante esto, la ministra sostuvo que tal como dijo el presidente Piñera, cada país debe ser soberano en esta transición a un desarrollo que sea sustentable”.