Durante la noche del pasado domingo, los camioneros agrupados en la Federación Regional de Dueños de Camiones de Valparaíso (Fedequinta) iniciaron un bloqueo en la ruta 68, a la altura del cruce La Pólvora.

La organización aseguró que su protesta es en reclamo a las gestiones de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y la alcaldía de Valparaíso, liderada por Jorge Sharp. Todo esto, “frente a la inacción en la disminución de empleos en la zona y la precariedad en proyectos que reactiven nuestra región”, según argumentaron.

En un documento donde detallan sus razones, los camioneros exponen que “la historia y tradición de Valparaíso ha quedado en segundo plano, con la aparición de megatiendas en desmedro del comercio minorista, grandes edificaciones contra la dignidad y tranquilidad de vecinos. Hoy lamentamos la posibilidad real de perder nuestra identidad como porteños al no existir voluntad política de potenciar la actividad portuaria que continúa dando cientos de empleos directos e indirectos”.

A la vez, su declaración señala que “en repudio de la pésima gestión tanto pública como privada y en defensa de la historia y Futuei de Valparaíso Puerto, hacen un llamado a defender nuestras fuentes de trabajo. Defendamos el poco empleo que queda en la zona, luchemos el crecimiento y progreso para nuestra ciudad”.

En específico, los camioneros acusan a Sharp de “oponerse a cualquier desarrollo portuario” en la ciudad, tras el término de la concesión del Terminal 2 e parte de la empresa TCVAL. “Nos manifestamos en contra de Sharp, que decidió judicializar el proyecto”.

Los manifestantes aseguraron que su idea es mantener el bloqueo durante toda la jornada, hasta las 18 horas de este lunes.