La Fiscalía Regional de La Araucanía decidió no seguir investigando al adolescente de 15 años, identificado como M.P.C., y único testigo del asesinato de Camilo Catrillanca, por su supuesta participación en el delito que dio origen al operativo donde resultó muerto el comunero mapuche.

El adolescente era investigado desde el 14 de noviembre de 2018, cuando ocurrió el homicidio del comunero mapuche por parte del Comando Jungla.

En ese momento, personal del GOPE de Carabineros lo detuvo por su supuesta participación en el robo de vehículos a las profesoras de la escuela de Ercilla.

El fiscal a cargo de esta causa, Enrique Vásquez, determinó no continuar las diligencias en contra del adolescente, decisión que ya fue informada al Juzgado de Garantía de Collipulli. Sin embargo, la causa aún no sido cerrada. 

El abogado del imputado, Sebastián Saavedra, se mostró conforme con esta decisión, ya que “no existen antecedentes que vincularan a mi representado en una receptación. Nunca los hubo, siendo detenido injustamente”.

Saavedra indicó que en la próxima audiencia del caso, fijada para este jueves 4 de abril, pedirán el sobreseimiento definitivo de M.P.C.