Una filtración masiva de datos sufrió Banco Estado. Se trata de un total de 1.400 cuentas y contraseñas de clientes y empresas de la institución que circulan en Internet.

La empresa confirmó que los datos que circulan por la web son reales y que sus clientes ya fueron advertidos de esta situación.

Según trascendió, los clientes habrían sido víctimas de una estafa tipo “phishing” ocurrida durante el mes de marzo. Este tipo de engaños se basan en la creación de un sitio web falso, que imita el sitio oficial de Banco Estado.

En la estafa se proyecta un mensaje que contiene una alerta que indica al usuario que su clave de transferencias fue bloqueada y que es necesario restaurarla de manera urgente.

“El banco detectó este hecho e identificó a quienes visitaron esa página para contactarlos. Inmediatamente se activaron los protocolos de seguridad y se bloquearon las claves de los afectados, a quienes se les solicitó actualizarlas”, señaló el banco a Radio Bío Bío.

El archivo que circula por la red contiene datos privados como rut, contraseña, e IP de los clientes. Entre las víctimas de esta operación se encuentran cuentas de bomberos, municipalidades, superintendencias, ONGs, productoras de eventos y PYMEs, entre otras.