Durante esta semana, el caso de Candy Jamett (40) se dio a conocer porque los médicos y médicas del Hospital de Carabineros (HOSCAR) no le permitieron ejercer su derecho a abortar por la segunda causal con motivo de inviabilidad fetal extrauterina.

A las 12 semanas de embarazo detectó que el feto venía con cardiopatía congénita y con síndrome de down, lo que resultaba inoperable. Múltiples informes médicos confirmaron que podía acoger su situación bajo la segunda causal de la Ley 21.030 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), pero el staff médico del Hospital de Carabineros determinó no interrumpir el embarazo cuando tenía 24 semanas de gestación.

El Desconcierto conversó con Candy Jamett, química farmacéutica residente en Iquique, para saber su percepción sobre las irregularidades en su procedimiento médico y sus conclusiones sobre la ineficiencia del sistema de salud al momento de hablar de aborto.

Imagen referencial / Agencia Uno

-¿Qué te ha parecido la cobertura que los medios le han dado a tu caso? teniendo en cuenta que hablar sobre aborto en televisión no es algo tan frecuente.

-Me ha parecido bastante buena, yo nunca pensé que iba a ser tanto. Lo veo como algo positivo porque eso va a remover un poco el piso de la gente que está callando, porque hay mucha gente que como he contado se calla y no dice nada mientras le pasan las cosas y se quedan de brazos cruzados.

-¿Los medios locales de Iquique le han dado cobertura a tu caso?

-Nada.

– Probablemente han ocurrido casos similares al tuyo y no se han dado a conocer en la palestra pública…

– Hay mucha gente que no lo hace, no sé si es por vergüenza o por temor a represalias. Afortunadamente cuento con todo el apoyo de mi trabajo, de mis jefes, a los que he mantenido informados en todo momento de todo lo que ha pasado entonces no tengo nada que esconder, mi familia también, mis amigos… he tratado de hacer las cosas conforme a lo correcto, pero obviamente no obtuve el resultado esperado.

-Respecto a eso, ¿crees que el hecho de que te negaran tu derecho a abortar en el Hospital de Carabineros tiene que ver con el carácter institucional que tiene el recinto hospitalario?

-Nunca vi la presencia del hospital como tal, siempre fueron los doctores los que tomaron la palabra, de hecho, Nestor Lagos Fritz fue el que llevó la batuta. Los otros médicos yo creo que actuaron casi por desinformación. Lo que yo vi fue no querer hacer algo al respecto. Ni siquiera tuvieron la voluntad de averiguar. Cuando ellos supieron que yo era químico farmacéutico, que entendía lo que estaban hablando y que yo no iba a aceptar tan fácil su decisión fue cuando recién vieron que podía ser una piedra tope, porque al principio fue todo super sueltos de cuerpo: “oye no te vamos a hacer nada porque tu patología no está en la ley”, “no te preocupes porque estos embarazos no llegan a término” “después te explico”.  Me trataron como tonta, entonces pensé ¿a todas las mujeres las tratarán así? qué feo que siendo ginecobstetras no tengan empatía.

Desde Corporación MILES, explican que hasta el momento, el HOSCAR no se ha pronunciado sobre el caso de Candy luego de que apareciera la denuncia en los medios de comunicación. Además, confirman que no les han notificado todas  las reuniones en las que se ha evaluado su situación.

El día martes de esta semana, fueron avisadas con un documento que tenía la misma fecha que la notificación anterior, que señalaba que no se podía acoger bajo la segunda causal porque para ellos que el feto tenga una cardiopatia congénita y síndrome de down no constituyen la causal porque la normativa “no lo dice”.

El hecho de que el feto tenga trisomia 21 y una patología cardíaca, implica que no se puede someter quirúrgicamente en un futuro porque no soportaría ese tipo de operación, siendo un cuadro cardíaco sin corrección. Desde MILES afirman que el equipo médico no ha interpretado la ley correctamente, además de no considerar los informes médicos realizados por especialistas que no pertenecen al staff del HOSCAR, extralimitando las facultades que la ley les ha otorgado.

-Esto pone en evidencia las malas prácticas que llevan ocurriendo en Chile relacionadas a la violencia obstétrica. La desinformación en general no ha permitido que podamos seguir avanzando en este tema…

-Así es. Aparte, yo cuando estaba leyendo la ley sobre aborto salía que esto no se puede discutir. No tienes información real y la información que tienes a veces no es tan fidedigna. En algunas partes encontraba que decía que la causal número dos era hasta la semana catorce y yo cuando lo estaba leyendo estaba en la semana dieciocho y me preocupé. Comencé a hablar con el médico Osvaldo Sepúlveda, me explicó técnicamente todo lo que iba a pasar y que al final no pasó, pero que debería pasar si es que se aplicara la ley.

-Al respecto, ¿qué reflexiones te ha dejado el funcionamiento del sistema de salud luego de esto?

-Yo creo que el sistema de salud en sí está muy abandonado. Las personas que están en cada institución tienen sus propios protocolos… en todos los hospitales que yo recorrí, el Hospital de Iquique, el Hospital de la Universidad de Chile, el Hospital de Carabineros… todos tienen sus propios protocolos, no hay un protocolo universal. No sirve que tu llegues con los exámenes de otro hospital porque tienen que ser los del hospital en donde te atenderás, haciéndote incurrir en más tiempo, más gasto y se va dilatando el tiempo y finalmente llega un punto en que ya no puedes esperar más.

-Además, todo el desgaste emocional que implica la situación.

-Imagínate, yo soy de Iquique y tuve que venir a Santiago por ser DIPRECA porque al final allá se pasaban la pelota de que tenía que venir al Hospital de Carabineros. Tuve que venir para acá y eso es un desgaste emocional. A mí más que gastar en pasajes de avión o estadía, para mí dejar a mi hijo es algo terrible porque somos una familia muy unida y que tu hijo te diga “mamá, no te vayas por favor”  te parte el alma. Todas esas cosas van sumando a todo lo mal que lo estás pasando porque sabes que finalmente el hermanito o hermanita que le prometiste a tu hijo no sabes si lo va a llegar a conocer… y después explicarle a un niño de seis años que su hermanita se murió es terrible.

– Si los médicos están desinformados se sigue perpetuando la desinformación, el estigma sobre el aborto y la discriminación hacia las mujeres que quieran ejercer su derecho…

-Yo creo que todos podemos tener opiniones distintas, por una cosa ética o religiosa o simplemente porque es tu pensamiento pero no puedes obstaculizar el camino a una persona que tiene sus derechos. Suponte que haya un médico que no esté de acuerdo porque su religión no se lo permite o porque no se siente cómodo haciendo un aborto, perfecto, pero dígalo y que derive a otros hospitales que no sean objetores de conciencia. Dilataron mi caso por más de un mes. Yo ahora tengo 25 semanas y llegué con esto a las 18 semanas… se notó que ellos querían dilatar el asunto hasta que pasara esto. Ellos no se esperaban que yo hiciera algo, pretendían que yo me quedara callada por miedo. 

El staff médico del HOSCAR que determinó no aplicar la segunda causal para el caso de Candy está compuesto por los médicos Nestor Lagos Friz, Paulina Doggenweiler, Margot Gazzano, Christian Cabrera, Carlos Díaz y Javier Ilabaca. 

Imagen referencial, Agencia Uno

“No están solas”

Durante este proceso, Corporación Miles ha acompañado a Candy en todo momento, entregando asesoría e información para que se respete su derecho.

Corporación Miles se ha encargado de levantar proyectos para garantizar el respeto del libre ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas, bajo este principio, levantaron el Programa de Acompañamiento para las mujeres que se encuentran en situaciones cubiertas por la ley 21.030 de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales.

Su trabajo está enfocado en entregar información veraz y científica, además de respetar el derecho a la libertad de pensamiento y garantizar el derecho a atención profesional competente. Este programa entrega información, contención y orientación para que las mujeres puedan tomar decisiones libres e informadas.

-Antes de que esto ocurriera ¿cuál era tu postura sobre el aborto?

-Cuando se comenzó a hablar sobre el aborto hace años atrás,  estábamos recién pensando en tener otro hijo con mi esposo. Yo siempre he estado a favor del aborto porque como te explicaba, mi hijo tiene una cardiopatia grave y yo sé lo que es ver a un hijo sufrir y la incertidumbre de no saber cuanto tiempo va a estar contigo. Cuando nació mi hijo lo desahuciaron, le dieron dos meses de vida y hoy tiene 6 años y todos me dicen que mi hijo es un milagro, pero es difícil vivir con un milagro.

-Candy, ¿te gustaría agregar algo para las mujeres que vayan a leer esta entrevista?

-Aquí el problema radica que las mujeres no tenemos acceso a la información, sería bueno que las mujeres acudan a MILES Chile donde las podrán acoger, informar y darles las alternativas que tienen. Muchas mujeres se sienten solas porque pueden ser rechazadas por sus familias por la decisión que están tomando, ellas tienen que saber que no están solas y que no es necesario que incurran en poner en riesgo sus vidas por esto. A muchas mujeres los médicos les dicen que no e incurren en hacerse abortos clandestinos y ponen en riesgo sus vidas. Tienen que saber que no están solas y que hay una ley que les da sus derechos y que hay gente como MILES que las pueden guiar.

Candy en conjunto con MILES pusieron un reclamo en la OIRS del Hospital de Carabineros y en los próximos días interpondrán un recurso de protección contra el HOSCAR para que se restablezca el imperio del derecho.