La aprobación al gobierno del presidente de Brasil Jair Bolsonaro, próximo a cumplir cien días en el poder, sigue descendiendo. Según cifras de la encuesta Atlas Político -que consultó a 2.000 personas los pasados 1 y 2 de abril- indican que un 30,5% califica la gestión del ultraderechista como buena o excelente, mientras que un 32,4% la considera regular y un 31,2% mala o pésima.

Esta es la primera vez en los meses que lleva el gobierno de Bolsonaro en que las personas que desaprueban su gestión son más que las que respaldan su gobierno.

En febrero pasado, según la misma encuesta, el 38,7% de los ciudadanos del país sudamericano valoraba la gestión de Bolsonaro como buena o excelente, un 29,6% la consideraba regular y a un 22,5% le parecía mala o pésima.

En relación a los ministros, el jefe de la cartera de Justicia Sergio Moro -quien estuvo a cargo del caso Petrobras y el enjuiciamiento a Lula da Silva- es el político mejor evaluado del gobierno, incluso por sobre el presidente. Un 61,5% tiene una imagen positiva el ex juez. Sólo un 49,5% tiene una buena percepción de Bolsonaro. 

Sobre el posible encarcelamiento del ex presidente Michel Temer (Movimiento Democrático Brasileño) por sus responsabilidades en el caso Lava Jato, un 87% de los encuestado está a favor de que cumpla condena en prisión.

En relación a Lula da Silva, las cifras son distintas. Un 58% dice estar a favor de la prisión del ex presidente del Partido de los Trabajadores (PT), que está próximo a cumplir un año privado de la libertad.