Un documento del Ministerio Público reveló que el senador socialista Juan Pablo Letelier realizó gestiones ante el fiscal nacional Jorge Abbott a favor de los ministros de la Corte de Apelaciones que están siendo investigados en Rancagua por posible tráfico de influencias.

El parlamentario tuvo una reunión con el fiscal nacional Jorge Abbott el pasado 19 de noviembre donde le manifestó su preocupación por “las públicas diferencias que han mantenido algunos ministros de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Rancagua con el fiscal regional de la misma región (Emiliano Arias)”, según consigna Radio Bío Bío.

Cabe recordar que el fiscal regional llevaba una investigación por nombramientos ilegales en contra de Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez debido a que la hija de este último fue nombrada por él y luego 11 veces más por Elgueta en cargos en la zona.

Tras la reunión de Letelier con Abbott, el fiscal nacional le quitó la causa a los fiscales de O’Higgins.

El mismo medio consultó a Abbott sobre le encuentro que sostuvo con el senador y afirmó que “hay una lectura de mala fe de esa reunión”.

Por su parte, el senador afirmó a través de Twitter que “no es cierto que haya hecho gestiones ante fiscal nacional para «defender» a jueces de Rancagua hoy cuestionados, sólo manifesté mi preocupación por el desorden que había”.

Ayer, el pleno de la Corte Suprema suspendió de sus funciones a a los ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua Marcelo Vásquez Hernández y Marcelo Albornoz Troncoso, en medio de la investigación administrativa que lleva adelante la ministra del máximo tribunal Rosa María Maggi.

El vocero de la Corte, Lamberto Cisternas, aseguró que podrían existir otros hechos que podrían constituir irregularidades y que es necesario investigar.

“Hay otras personas que podrán estar involucradas y que son funcionarios del Poder Judicial.  Entonces es posible que el futuro próximo pudieran aparecer otras personas, otros funcionarios del Poder Judicial involucrados”, señaló.

Cabe consignar que Elgueta ya es investigado por el fiscal de Rancagua Sergio Moya, como presunto autor de enriquecimiento ilícito y prevaricación.