Luego de días de presión mediática y política, el superintendente de Salud, Ignacio García-Huidobro, comunicó la tarde de este viernes que el organismo decidió dejar sin efecto una circular del 21 de marzo que prorrogaba en dos años la obligatoriedad de las isapres de bajar los precios de los planes de salud en determinados casos.

Se trató de una decisión polémica y que movilizó a diputados de oposición, quienes pidieron la renuncia de García-Huidobro por favorecer el negocio de las isapres, por sobre a los usuarios de las mismas.

En reemplazo de lo anterior, la superintendencia comunicó que “se instruye que la rebaja en los planes para los niños que cumplen 2 años deberá aplicarse de forma automática a partir de octubre de 2019, mientras que para las mujeres y el resto de los casos será a partir de abril de 2020”.

“En síntesis -agregó el organismo- la reducción en los costos de los planes de salud que corresponda se implementarán en el transcurso de los próximos 12 meses”.