El empresario torturador, Hugo Larrosa, volvió a ser foco de críticas después de que se dieran a conocer nuevos testimonios de trabajadores maltratados.

Esta vez fue el caso de Nancy, una asistente de contabilidad que trabajó en la empresa Alimentos Don Hugo, entre 2010 y 2012. La mujer relata que su relación laboral con el empresario empeoró después de que éste se enterara de que estaba embarazada.

Tras esto Nancy fue despedida y recurrió a la Dirección del Trabajo, organismo que obligó a la empresa a reincorporarla.

Al volver a sus funciones, la actitud del empresario cambió a tal punto que le ordenó a sus trabajadores hacerle la ley del hielo.

“Me quitó el saludo, me quitaba los compañeros de trabajo, me quitaba el almuerzo, me quitó todo“, relató.

Además de esto, su horario de almuerzo se redujo a 15 minutos y fue trasladada a una oficina mucho más chica de la que ocupaba.

Nancy reveló que el empresario también se aprovechaba de sus trabajadoras. “A mis compañeras les daba pellizcones y palmazos en el trasero como jugarreta (…) No le decían nada por temor”, señaló.