La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, confirmó este martes que está evaluando una fecha para visitar a Venezuela.

En el cierre de su gira por México, la ex Presidenta de Chile dijo que van a “definir cuándo se concreta la visita, pero sin duda la opinión que han entregado los colegas (de su oficina) es que sería bueno que yo visitara Venezuela en un plazo relativamente corto”.

“Estamos mirando cuándo será la mejor fecha para ir. Lo primero es que queremos asegurarnos de que una visita mía tenga un abierto espacio para conversar y relacionarse con todos los actores involucrados, para que sea una visita que realmente tenga sentido”, agregó la representante.

Además destacó que la función de su oficina es “ser independiente, imparciales, objetivo, no selectivos y, por lo tanto, tenemos que ir con esa neutralidad a conversar con todas las partes y eso es lo que quiero realmente cuidar”.

“Esta misión especial de cuatro personas, que es gente de Ginebra y también gente de la oficina que tenemos en Panamá y de la oficina que tenemos en Santiago, lo que hicieron fue, por un lado, mirar cuáles eran las condiciones para una visita mía”, explicó la alta comisionada.

Frente a las críticas que ha recibido, principalmente del cantante Miguel Bosé, Bachelet dijo que “hay personas que creen que la Oficina de Derechos Humanos es una oficina de asistencia humanitaria. Nosotros no somos quienes podemos proveer alimentos, medicamentos. Digo esto porque a veces uno lee algunas declaraciones y pareciera que nosotros vamos a resolver eso. Tampoco somos la oficina que va a resolver la crisis política que hay al interior (del país)”.

“Nosotros, como Naciones Unidas, estamos llamando al gobierno (de Maduro) y a la oposición a dialogar y buscar una salida política y no una salida de fuerza, y que sea una salida de los venezolanos, de los propios venezolanos”, aseveró.

Finalmente, Bachelet concluyó detallando que hasta el momento se ha hecho “un monitoreo, por un lado, de violaciones a los derechos humanos y, por otro lado, de la crisis humanitaria”.