Los senadores de oposición lograron aunar criterios para rechazar el proyecto del gobierno que crea un único y nuevo sistema de financiamiento solidario y que termina con el Crédito con Aval del Estado (CAE).

Si bien, dicen los senadores, es necesario terminar con ese sistema de crédito (CAE), los nuevos instrumentos que los van a reemplazar tienen que ir en línea con la definición de educación COMO un derecho.

Mediante un documento, los senadores advirtieron que el proyecto -al que el gobierno puso suma urgencia para votar pronto la idea de legislar- “no cumple ni con los objetivos que dice tener, ni con el avance progresivo de la educación gratuita”. 

Además, agrega que como la gratuidad ha provocado déficit por su actual fórmula de cálculo -ya que se financia la demanda y no a las instituciones-, esto debe ser reparado. Se plantea que el sistema de crédito propuesto va a competir con la gratuidad porque los planteles podrán obtener más recursos con menos regulaciones. También piden extender la cobertura de gratuidad al menos en un año sobre la duración nominal de las carreras y que se condonen las deudas de los actuales deudores CAE, entre otras cosas.

El documento lo respaldan los senadores Juan Ignacio Latorre, de RD; Ricardo Lagos Weber, Jaime Quintana y Ximena Ordenes, del PPD; Yasna Provoste y Jorge Pizarro, de la DC; Carlos Montes, del PS; y Alejandro Navarro, Alejandro Guillier y Carlos Bianchi, independientes.

“Es un proyecto regresivo, que retrocede respecto de lo legislado en gratuidad, que amenaza la gratuidad y fomenta el endeudamiento de los estudiantes sin generar cambios favorables para ellos”, dijo el senador Latorre.

En el texto también agregan que “aprobar en general esta iniciativa sin un acuerdo previo, sería entregar un cheque en blanco al gobierno, lo que no es conveniente para el país”.

Cabe recordar que este acuerdo de los senadores de oposición se diferencia de lo que está sucediendo con los diputados, que están muy dispersos para tener una postura única frente a la votación del proyecto de Reforma Tributaria. De hecho, en  ese ámbito, la DC acordó votar a favor del gobierno.