Durante la jornada de este lunes los rectores de 18 universidades estatales se reunieron con el Jefe de la Divisón de Educación Superior del Mineduc, Juan Eduardo Vargas. El objetivo de la reunión: solicitar al Ministerio extender la gratuidad, ya que demasiados estudiantes estarían perdiendo el beneficio al atrasarse más allá de la duración formal de sus carreras.

Solo durante este año, cerca de 27 mil estudiantes perdieron la gratuidad.

Por esta razón, los rectores de las universidades estatales, han pedido modificar la Ley de Educación Superior para así extender el beneficio a quienes no han logrado finalizar sus carreras en el tiempo correspondiente.

Una de las razones que sustentan la petición de los rectores, es que precisamente los estudiantes de contextos más vulnerables, los que más necesitan la gratuidad, son los que tienen las posibilidades más altas de atrasarse en su carrera.

Al respecto, el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, expresó que “es esperable, y empíricamente así es, que los estudiantes tengan mayores problemas cuando provienen de ambientes más vulnerables, en los cuales hay menos apoyo de lo que llaman ahora capital cultural en su familia, donde han tenido menos posibilidades de formación, tienen menos acceso a libros, etc”.

En la misma línea, Vivaldi insistió en que “los estudiantes que son más perjudicados son precisamente los estudiantes de menores recursos“.

En otro tema, en el encuentro también se presentaron una serie de medidas desarrolladas tras conversaciones con organizaciones pertenecientes al movimiento feminista. Entre ellas están el establecer unidades o direcciones de género, erradicar la violencia sexual y la discriminación arbitraria y reconocer el nombre social de las personas trans.